AP
2 de junio de 2017 / 09:18 a.m.

BRUSELAS.- El primer ministro de China, Li Keqiang, y altos cargos de la Unión Europea reafirmarán el viernes su compromiso con el histórico acuerdo para luchar contra el calentamiento global alcanzado en 2015 en París. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció horas antes la retirada de su país del pacto.

Se espera que los asuntos climáticos dominen las reuniones entre Keqiang, que encabeza una amplia delegación de ministros que visitan Bruselas el viernes y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el máximo responsable de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

En declaraciones ante líderes empresariales europeos junto a Li, Juncker señaló que la relación entre la UE y China están respaldada por "un sistema internacional basado en normas".

Bruselas y Beijing creen en "la plena implementación, sin matices, del acuerdo climático de París", agregó Juncker, subrayando que no puede haber "retrocesos".

En Berlín, la canciller alemana Angela Merkel insistió en que la retirada de Washington no impedirá que el resto del mundo siga trabajando para frenar el calentamiento global.

"Nada puede y ni nos impedirá hacerlo", declaró en una breve declaración ante reporteros.

Tras su breve cumbre, la UE y China _ dos de los que más contaminan a nivel mundial _ emitirán un comunicado reafirmando su postura con respecto al cambio climático.

Según un borrador, ambas partes expresarán su determinación a “seguir adelante con políticas y medidas adicionales para la aplicación efectiva de sus respectivas contribuciones nacionales ya determinadas”.

Francia, Alemania e Italia, tres de los pesos pesados del continente europeo, lamentaron en un comunicado conjunto el jueves la retirada de Estados Unidos y mostraron "nuestro más fuerte compromiso" para implementar las medidas que les corresponden.

Aunque Trump declaró que Washington estaría dispuesto a reincorporarse al acuerdo si pudiera obtener unos términos más favorables, los tres líderes europeos reiteraron que el tratado no puede ser renegociado "dado que es un instrumento vital para nuestro planeta, sociedades y economías".

La ministra alemana de Medio Ambiente, Barbara Hendricks, dijo a periodistas en Berlín que otros países cubrirán el hueco que deja Estados Unidos en el liderazgo, pero ninguno compensará el déficit en la reducción de emisiones causado por su marcha.

Según Hendricks, la falta de los 500 millones de dólares que Estados Unidos debía aportar al Fondo Verde para el Clima se notará a partir de 2018, aunque sugirió que la situación podría suplirse con "otros mecanismos financieros, por ejemplo a través del Banco Mundial”.

El Fondo Verde es una herramienta para ayudar a los países pobres a adaptarse al cambio climático y que eviten usar tecnologías más contaminantes empleadas antes por las naciones más ricas.

Se espera que los países con menos recursos serán los más afectados por el calentamiento global. Algunos prevén que en las próximas décadas habrá decenas de millones de "refugiados climáticos".

El primer ministro de Estonia, el próximo en asumir la presidencia rotatoria de la UE, dijo que la decisión de Trump es "muy mala, muy negativo".



pjt