LILIANA PADILLA E ISRAEL NAVARRO
10 de agosto de 2013 / 07:43 p.m.

Ciudad de México • Panistas inconformes con el sentido de la votación del proyecto de armonización de estatutos acusaron fraude y desde la tribuna demandaron un nuevo recuento por cédula o amagaron con abandonar los trabajos.

Con apenas el quórum mínimo de 27 delegaciones, la Asamblea se disponía a votar el proyecto elaborado por el Comité Ejecutivo Nacional. La mesa que conduce los trabajos contó los votos y determinó que había una absoluta mayoría. Sin embargo eran muchos los que se manifestaron por el no, lo cual desató la inconformidad de un grupo nutrido de asambleistas.

Un grupo inconforme bajó hasta el área de la mesa, derrumbando vallas y acusando ¡fraude! Hubo quienes rompieron sus votos.

"Una mayoría se manifestó por el no, por eso no se puede aprobar. Fue claro el ¡no! al proyecto", denunciaron desde la tribuna algunos inconformes quienes acusaron que el proyecto es una simulación, porque se elegirá al dirigente nacional por la militancia, pero se nombra a una Comisión Permanente que nuevamente concentrará facultades.