23 de abril de 2013 / 10:54 p.m.

 Ciudad de México  • En medio de gritos de la ex secretaria general del PRI, Cristina Díaz, para acallar a la panista Adriana Dávila, la bancada del PAN en el Senado exhibió ante Rosario Robles, copias de un organigrama de la dependencia según la cual se hace énfasis en los estados con mayores padrones electorales.

“¡Concluya! ¡Concluya! ¡Ya se pasó un minuto!”, exigió Díaz a la senadora panista, mientras ésta pretendía continuar con la lectura del documento, en medio de rechiflas y reclamos de los priistas y ecologistas.

Adriana Dávila llevaba 5 minutos con 36 segundos en el micrófono, aun cuando el tiempo establecido para cada orador es de 5 minutos, lo que hizo que la priista montara en cólera.

Díaz manoteba al aire y fruncía el ceño visiblemente molesta y gritando a voz en cuello: “¡Se pasó un minuto y tiene que respetar los tiempos porque todos lo han hecho!”, exigió todavía más la priista.

Mientras que Dávila seguía en uso del micrófono haciendo caso omiso a la presidenta de laComisión de Gobernación, también alzando cada vez más la voz para hacerse oír, y con el documento en la mano.

En la lectura del mismo, la panista sostuvo que Robles no tiene la calidad moral para encabezar la política social del país y al mostrarle la copia increpó a Robles:

“¿ Por qué en un documento oficial se destaca la importancia electoral? En sus páginas, mencionan las entidades de mayor importancia electoral y señala: México, DF, Jalisco, Guanajuato y Puebla; , estado de México , Michoacán, Nuevo León. Suuman el 53 % del total del electorado nacional. Y luego dice, el peso de 6 entidades donde habrá elecciones este año, como Veracruz “.

Al término del encontronazo verbal, la panista Luisa María Calderón enfrentó a Díaz y le exigió tolerancia, al señalar que ningún presidente ha sido intolerante en ningún evento del Senado.

La priista Lidia Merodio le replicó que “nosotros hemos sido víctima de un senador que ha sido grosero con nosotros”.

A lo que Dávila terció una vez más. “Por respeto no le contesté a Cristina Díaz, a quien no le molestó que me haya pasado del tiempo, sino el contenido del documento que le estaba diciendo”.

 — ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO