11 de julio de 2013 / 07:56 p.m.

Ciudad de México • Los dos grupos que disputan el control del grupo parlamentario del PAN en el Senado interpretaron de diferente manera el que el Tribunal haya desechado la impugnación del senador Javier Corral en contra de los estatutos que aprobaron 23 de sus compañeros, pues los afines a Ernesto Cordero afirman que el órgano les dio la razón, mientras que los maderistas rechazan que el TEPJF se haya pronunciado.

En entrevista, Roberto Gil, artífice de la reforma estatutaria del pasado 19 de junio, aseguró que la resolución no admite duda, "lo que ha dicho el Tribunal es que es plenamente válida la reforma estatutaria".

"Lo que dijo el Tribunal Electoral es que no se acreditó la violación a un derecho político, es decir, no se acreditó que se hubiese violado el derecho de un senador o del Comité Ejecutivo Nacional para reclamar en la jurisdicción electoral que esos estatutos eran ilegales", expresó.

Afirmó que ya no hay ninguna duda sobre la legalidad de los nuevos estatutos de su bancada, pues dijo que quienes interpusieron el recurso lo hicieron con el propósito de tachar de ilegal esa reforma y el Tribunal ha desechado esa acción "por no considerarla que viola derechos políticos de ningún legislador, en consecuencia la norma es plenamente vigente y al no haberse ejercitado ninguna otra acción pues es derecho firme, definitivo y vinculante".

Al respecto, el vicecoordinador panista, José María Martínez, calificó como "imprecisa" la interpretación de Gil Zuarth, pues consideró que el Tribunal reconoce que se trata de derecho parlamentario y solo se excluye de entrar de fondo al tema.

"Por tanto nadie puede reputar de válida o legal este documento que fue registrado por un grupo de senadores en la mesa directiva".

El legislador panista, quien es del grupo cercano a Gustavo Madero, señaló que quien tiene "la primera palabra" sobre este tema es el Comité Ejecutivo Nacional de su partido ya que responden a una afiliación institucional y "quien quiera desconocer esto está desconociendo que no somos parte de un partido político".

IVÁN VILLAVICENCIO, OMAR BRITO Y ANGÉLICA MERCADO