NOTIMEX
15 de abril de 2017 / 07:53 a.m.

HONG KONG.- El ataque repentino ordenado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre Siria y el bombardeo contra el Estado Islámico en Afganistán, llevó a especular a los expertos sobre si Corea del Norte sería el próximo objetivo de una acción unilateral.

A pesar de que la administración de Washington ha indicado que la opción militar está entre otras bajo revisión, hay muchas señales de que Corea del Norte no es Siria, ya que la acción militar contra el primero conlleva riesgos mucho mayores.

De acuerdo con el diario South China Morning Post, estas son las cinco razones por las cuales, es difícil que Trump ordene un ataque contra el régimen de Pyongyang.

1. ¿Por qué los Estados Unidos no pueden atacar a Corea del Norte como lo hizo con Siria?

La península de Corea permanece técnicamente en estado de guerra. Las hostilidades se frenaron el 27 de julio de 1953 bajo un armisticio firmado entre Washington y Beijing. Si Estados Unidos iniciara un ataque, rompería el tratado respaldado por las Naciones Unidas.

2. ¿Cuáles son las diferencias más importantes entre Corea del Norte y Siria?

Si bien se cree que Siria persiguió armas nucleares, las capacidades de las armas nucleares de Corea del Norte han madurado en los últimos años. Pyongyang ha llevado a cabo cinco ensayos nucleares y afirma que ha logrado "miniaturizar" ojivas nucleares aunque estas afirmaciones nunca han sido verificadas de forma independiente.

Los expertos militares creen que Corea del Norte aprendió de sus contratiempos e incluso podría desarrollar un misil balístico intercontinental con punta nuclear que pueda llegar a Estados Unidos en los próximos cuatro años, durante la presidencia de Trump.

3. ¿Por qué China debe estar al lado de Corea del Norte si es atacada por Estados Unidos?

China es el aliado de Corea del Norte. En 1961, los dos países firmaron el Tratado de Cooperación de Ayuda Mutua y Cooperación, en el que ambas partes están obligadas a ofrecer asistencia militar inmediata al otro en caso de un ataque externo. Este tratado ha sido prolongado dos veces, y es válido hasta 2021.

4. ¿Por qué China insiste en una resolución pacífica y se opone a la opción militar propuesta por Estados Unidos?

A China le preocupa que sus provincias fronterizas sean inundadas con refugiados norcoreanos si el régimen de Kim Jong-un se derrumba.

Desde un punto de vista geopolítico, Beijing considera a Corea del Norte como una zona de amortiguamiento ante la potencial invasión de las potencias aliadas a Estados Unidos, incluyendo Japón y Corea del Sur.

5. Además de China, ¿qué otros países se oponen a un ataque militar contra Pyongyang?

Tanto Corea del Sur como Japón prefieren la opción no militar. La capital de Corea del Sur, Seúl, está a sólo 40 kilómetros de la frontera y es particularmente vulnerable al ataque norcoreano.

Sam Gardiner, un coronel jubilado de la Fuerza Aérea, citado por la revista The Atlantic, señaló que Estados Unidos "no puede proteger a Seúl, al menos durante las primeras 24 horas después de iniciado el conflicto, y tal vez en las primeros 48 horas".

A pesar de que el expresidente estadounidense William Clinton debatió seriamente bombardear el reactor de Yongbyon en 1994, fue convencido por sus oficiales de defensa de que la intensidad del combate con Corea del Norte "sería mayor de lo que el mundo ha presenciado desde la última Guerra de Corea".