NOTIMEX
15 de marzo de 2016 / 10:13 p.m.

Estados Unidos.- Donald Trump y Hillary Clinton se consolidaron esta noche como punteros para las nominaciones presidenciales, la republicana y la demócrata, en el tercer supermartes electoral, que sepultó las aspiraciones del senador Marco Rubio.

Trump aventajaba en los estados de Florida, Illinois y Carolina del Norte, con lo que ha ganado 18 de 27 elecciones primarias celebradas hasta el momento; fue derrotado en Ohio por el gobernador John Kasich, y mantenía una cerrada carrera contra Ted Cruz en Missouri.

“Fue una noche fantástica: ganar en los estados por los márgenes que lo hicimos… Tenemos que unificar a nuestro partido”, dijo Trump desde su club Mar A Lago en West Palm Beach, Florida.

Acompañado por su familia, el magnate inmobiliario extendió un ramo de olivo a Rubio, el senador cubano estadunidense de Florida, “por haber conducido una gran carrera. Es duro, inteligente y va a tener un gran futuro”, señaló.

Trump acumulaba 718 delegados de los mil 237 necesarios para ganar la nominación presidencial republicana. El millonario requiere ganar alrededor del 60 por ciento de los poco más de mil delegados pendientes para garantizar su candidatura.

Como se anticipaba, el senador Rubio abandonó la carrera al perfilarse su derrota en su natal Florida a manos de Donald Trump.

“Tras esta noche, es claro que no vamos a estar del lado ganador”, apuntó con palabras entrecortadas el joven político quien recordó sus raíces inmigrantes y como sus padres llegaron de Cuba y su madre de 85 años pudo votar por su hijo.

Minutos después, desde Houston, Texas, Ted Cruz felicitó a Rubio por haber encabezado una campaña “fuerte y optimista”, e hizo un llamado a los simpatizantes de Rubio a incorporarse a su campaña presidencial.

En el campo demócrata, Hillary Clinton tuvo una cómoda ventaja frente al socialista de Vermont Bernie Sanders en Florida, Carolina del Norte y Ohio, pero mantenían esta noche una cerrada pelea por los delegados en Illinois y Misuri, en el medio oeste industrial
Clinton celebró sus victorias con una ofensiva contra Trump. “Tenemos que derribar barreras, no crear muros”, dijo la ex secretaria de Estado en clara alusión al millonario estadunidense.

Sin contabilizar los estados de Illinois y Misuri, Clinton acumulaba mil 021 delegados contra 678 para Sanders.