11 de septiembre de 2013 / 06:37 p.m.

Ciudad de México • El movimiento de maestros en contra de la reforma educativa se ha debilitado, admitió el secretario de organización de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, Francisco Villalobos.

"Nos parece que la jornada de lucha tiene sus fases, tiene sus repuntes. Hoy, ante la situación de imposición y de la política que ha implementado el gobierno federal, la resistencia se mantiene en diferentes niveles, eso no se puede ocultar.

"Lo que se espera en este segundo gran llamado al magisterio nacional tendrá que ser un termómetro para nosotros mismos y estaremos tomando las medidas en relación al seguimiento de esta jornada de lucha", sostuvo el secretario entrevistado durante la marcha que realiza la CNTE rumbo a Los Pinos.

Respecto a si retirarán su plantón del Zócalo capitalino para el Grito de Independencia, el dirigente sostuvo que lo debatirán en asamblea.

"De ninguna manera la jornada se acaba, la jornada es permanente de resistencia y nos obligaría a revisar el qué hacer”, explicó.

A su ves, el secretario general de la Sección 22, Rubén Núñez señaló que pese a que ya tienen agendadas para hoy cuatro mesas de diálogo en la Secretaría de Gobernación, los maestros marchan a Los Pinos para exigir que el presidente Peña se sume al diálogo.

También exigirán que en la negociación no sólo participe Oaxaca, sino que participe la Comisión Nacional Única de Negociación, que también es integrada por la sección 18 de Michoacán y 9 del Distrito Federal.

Alrededor de las 11 horas, miles de maestros de la sección 22 partieron de Avenida Hidalgo para marchar por Paseo de la Reforma. Al cruce con Bucareli, a la altura de la Torre del Caballito, se sumó un contingente de la sección 36 del Estado de México.

Además, decenas de trabajadores del SME se apostaron desde la Glorieta de Colón, sobre Paseo de la Reforma, para incorporarse a la retaguardia de la movilización.

 

FANNY MIRANDA