FANNY MIRANDA Y ELIA CASTILLO
29 de agosto de 2013 / 02:11 p.m.

México • Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon del Zócalo a Los Pinos para solicitar que los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Educación Pública, Emilio Chuayffet, se incorporen a las mesas de diálogo que se llevan a cabo con legisladores para analizar la reforma educativa y advirtieron que no cesarán sus movilizaciones.

 

"Nos reorganizamos, venimos nuevamente a Los Pinos, vamos a cerrar todos los accesos para que nos atiendan de manera contundente. Exigimos la presencia del secretario de Educación y Gobernación en nuestra mesa de trabajo que ya está agendada con los diputados y senadores para dar continuidad a la mal llamada reforma educativa”, señaló Rubén Núñez, secretario general de la sección 22 de Oaxaca.

 

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del DF, fueron unos 12 mil 500 profesores quienes marcharon hoy y durante siete horas bloquearon Paseo de la Reforma y Circuito Interior hasta la zona del Auditorio Nacional.

 

Una comisión de 15 maestros fue recibida por el jefe de la Oficina de Atención Ciudadana de la Presidencia, Ricardo Martí, reunión que duró dos horas.

 

“La respuesta fue que en un acto de buena voluntad están revisando la posibilidad de que lleguen (los secretarios) el jueves a las 5:00 de la tarde en donde vamos a estar establecidos.

 

“Significa una vez más la administración del conflicto, que una vez más la voluntad la ponen los trabajadores de la educación”, señaló al salir Juan José Ortega, secretario general de la sección 18 de Michoacán.

 

Los disidentes implementaron un nuevo control operativo para resguardar a sus líderes, lo que provocó empujones y gritos con los medios de comunicación.

 

Fue cerca de las 10:00 de la mañana, cuando los maestros procedentes del Zócalo comenzaron a concentrarse en el Palacio de Bellas Artes, por lo que el Eje Central al cruce con Juárez e Hidalgo fue cerrado a la circulación.

 

La marcha partió a las 11:00 de la mañana de la avenida Hidalgo, a la altura de la Alameda Central y cerca de las 1:00 de la tarde arribaron a la calzada Chivatito, donde alrededor de 50 maestros formó una valla, mientras que el resto del contingente se extendió sobre Paseo de la Reforma, desde el Auditorio Nacional a la Estela de Luz.

 

Durante siete horas nuevamente los capitalinos fueron afectados para llegar a sus destinos, por lo que caminaban entre los manifestantes para llegar a sus lugares de trabajo.

 

Mientras, la SSP capitalina desplegó un operativo de mil 100 elementos para resguardar las inmediaciones de la resistencia presidencial y el trayecto que tuvo la marcha magisterial.

 

A pesar de que la dirigencia de la CNTE había anunciado el apoyo de varias organizaciones, como el Sindicato Mexicano de Electricistas y el Frente Popular Francisco Villa, entre otras, solo se pudo ver a unos cuantos integrantes de estas organizaciones.

 

A partir de las 15:30 horas los maestros se retiraron de las inmediaciones de Los Pinos en “operación hormiga” y fue hasta 30 minutos después que Paseo de la Reforma tuvo libre circulación.

 

Algunos maestros se dirigieron al Monumento a la Revolución, en donde el SME convocó a una marcha con destino al Zócalo.

 

Aproximadamente 2 mil 500 manifestantes integraron esta marcha que partió a las 16:30 horas y tuvo como trayecto las avenidas Juárez y Eje Central para incorporarse a la calle Venustiano Carranza hasta llegar a 20 de Noviembre donde el secretario del SME, Martín Esparza, así como representantes de las organizaciones que apoyaron realizaron un mitin.

 

Los electricistas refrendaron su respaldo al movimiento magisterial y anunciaron que reforzarán el plantón en los próximos días con 12 casas de campaña en la Plaza de la Constitución.