ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN
11 de septiembre de 2013 / 10:03 p.m.

Chilpancingo de los Bravo • La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación bloqueó durante cuatro horas la Autopista del Sol para sumarse al paro nacional contra la Reforma Educativa, la dirigencia reportó la participación de 8 mil mentores que dejaron sin clase más de cien mil estudiantes en 3 mil escuelas de la entidad.

Desde las 11:30 de la mañana, el contingente integrado por maestros de tendencia disidente comenzó a marchar desde las vialidades de la avenida Ruffo Figueroa, en la colonia Burócratas de Chilpancingo.

Gobernación estatal reportó una participación de 6 mil profesores, pero el dirigente Gonzalo Juárez Ocampo sostuvo que por lo menos se reunieron 8 mil.Los participantes en la marcha llegaron de alrededor de 3 mil escuelas, aunque el secretario general de la CETEG sostuvo que no quedaron completamente cerradas, ya que no todos los maestros se trasladaron a la movilización y solamente enviaron comisiones representativas.

Sin embargo, destacó que cada uno de los 8 mil mentores debe multiplicarse por 20 alumnos que este miércoles 11 de septiembre se quedaron sin clase, lo que daría como resultado un dato aproximado de 160 mil estudiantes sin atender.

Minervino Morán Hernández, vocero de la coordinadora explicó que con la protesta de este 11 de septiembre se reactivó el movimiento magisterial de Guerrero, que había dado seguimiento a las protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) solo en la Ciudad de México.

"De esta manera Guerrero le dice a (Enrique) Peña Nieto y al gobernador Angel Aguirre que aquí estamos, que el movimiento sigue y que está vivo, que mantenemos la demanda de abrogación de las reformas educativas", apuntó.

Al principio la movilización avanzó solamente sobre dos de los cuatro carriles del boulevard Vicente Guerrero, que son los que van en dirección norte-sur, rumbo al puerto de Acapulco.

Avanzaron lento, ya que indicaron que se trató de una marcha de pies cansados y respetaron la vialidad lateral, lo que permitió que la circulación vehicular no quedara completamente colapsada.

Para las 13:00 la marcha llegó al parador del Marqués, lugar en el que el contingente se extendió hacia los carriles sur-norte para cerrar el paso a quienes circulaban con dirección hacia la ciudad de México y puntos intermedios.

Ahí realizaron un mitin, en el que explicaron que además de la inconformidad contra la reforma educativa, en Guerrero existen demandas locales que deben atenderse, como la creación de una Subsecretaría de Educación de los Pueblos Originarios (SEPO), la aceptación del proyecto Escuela Altamiranista, que es una contraposición al programa de Escuelas de Calidad, además de conflictos laborales y 16 millones de pesos del Plan de Previsión Social (PPS).

A las 15:20 horas comenzaron a moverse y para las 15:50 ya estaban nuevamente en la mancha urbana.

Fueron poco más de cuatro horas de marcha y bloqueo, aunque hasta entrada la tarde las autoridades no reportaban incidentes graves.