30 de agosto de 2013 / 03:34 p.m.

En 1992, el entonces gobernador priista Heladio Ramírez firmó un acuerdo con la Sección 22 en el que oficializan el control de las plazas y nombramiento de funcionarios del Instituto Estatal de Educación Pública.

Para poder aspirar a una plaza o a un cambio de zona, los docentes tienen que ser integrantes activos del sindicato y ser avalados por su secretario general. No pueden participar si en algún momento estuvieron o tomaron alguna acción en contra del movimiento, tampoco aquellos que han militado en otra sección.

De acuerdo con un documento firmado en 1992, el entonces gobernador priista Heladio Ramírez López y Erangelio Mendoza González, secretario general de la Sección 22 de la CNTE, otorgó al grupo sindical el banco de plazas y el poder para su distribución y asignación.

“El gobierno del estado a través del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) respetará el procedimiento ya instituido en la selección y nombramiento de funcionarios de los distintos niveles educativos de la estructura de la dependencia”, dice la minuta.

Para los nombramientos futuros aclara que también serán respetados en la forma y términos acordados con antelación, aún cuando cambie la estructura orgánica del instituto.

El acuerdo es también económico. En el texto destaca que el estado otorgará 500 becas para los hijos de los trabajadores de la educación; la sección 22 será quien determine el procedimiento para seleccionar quienes reciban las becas.

El gobierno de Oaxaca también acordó destinar 10 mil millones de pesos para dos programas de vivienda a favor de los maestos: Programa para la Construcción o Remodelación de Casas del Maestro y el Programa para la Dotación de Paquetes de Materiales para la Construcción de Viviendas.

 — JESSICA CORONA Y CARLOS GUTIÉRREZ