7 de mayo de 2013 / 01:36 p.m.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación acordó en una reunión no instalarse en la Plaza de la Constitución hasta el próximo miércoles, cuando refuercen su movimiento con profesores de Guerrero, Chiapas, Tlaxcala y Oaxaca, informó José Luis Castillo, de la sección 18 de Michoacán.

""Nos reunimos hoy por la mañana (ayer) y acordamos no instalarnos en el Zócalo hasta el próximo miércoles, cuando lleguen los demás compañeros de otros estados para reforzar el movimiento"", precisó Castillo.

Al mismo tiempo, el Gobierno del Distrito Federal (GDF) conminó a los profesores a buscar otros espacios para colocar su campamento.

El secretario de Gobierno del GDF, Héctor Serrano, dijo que se respeta la libertad de manifestación y no se enfrentarán con los maestros, cuyas demandas son de carácter federal.

""No vamos a usar el mecanismo de la fuerza pública para evitar que se introduzcan al Zócalo, si son mil o dos mil maestros, pues evidentemente la única forma sería mediante la confrontación y eso no es lo que el gobierno hará. El gobierno no va a trasladar actos, como se han visto en otros estados de la República en donde hay una confrontación con los oficiales"", expresó a MILENIO.

Los profesores realizaron ayer una marcha de la Columna del Ángel de la Independencia a la Secretaría de Educación Pública debido a que la Plaza de la Constitución lució rodeada de vallas metálicas y con el escenario que se utilizará el próximo domingo para el concierto gratuito que ofrecerá Miguel Bosé, con motivo del Día de las Madres, y organizado por el gobierno capitalino.

Al respecto, Serrano comentó que el gobierno local no negocia la plaza principal de la Ciudad de México con los maestros, pero los llamó a que busquen otras áreas para colocar su plantón.

""Pedimos que el espacio del Zócalo no sea ocupado por ningún grupo, si lo van a tomar o lo quieren tomar mediante la fuerza y no mediante una concertación en una mesa, pues me parece que hay un peso social que tendrá que expresarse al respecto"", insistió.

El secretario de Gobierno indicó que como autoridad se debe garantizar la integridad y estabilidad de los ciudadanos, y por tanto, no se promoverá la confrontación física entre maestros y autoridades. ""El conflicto no atañe a la ciudad pero debe ser atendido por las instancias respectivas"", agregó.

Durante la marcha, los maestros justificaron la violencia en diversas entidades por la “cerrazón” de la autoridad al no recibir sus propuestas en materia educativa.

 — SILVIA ARELLANO Y ALEJANDRO MADRIGAL