3 de mayo de 2014 / 12:14 a.m.

Nigeria.- El número de víctimas de un coche bomba que explotó en un camino transitado en la capital de Nigeria se elevó a 19 durante la noche con 66 heridos, informó la policía el viernes.

El coche bomba fue abandonado cerca de un retén donde se acumulaba el tráfico, situado al otro lado de la calle de una concurrida estación de autobús donde una gran explosión mató a unas 75 personas el 14 de abril. La red terrorista islámica Boko Haram se declaró responsable y anunció nuevos ataques.

Por otra parte, el número de niñas secuestradas en Maiduguri y que continúan desaparecidas se ha elevado a 276, elevando en tres decenas el cálculo anterior, dijo la policía el viernes. Añadió que la cifra real de secuestradas por extremistas islámicos el 14 de abril fue superior a 300.

El jefe de policía Tanko Lawan dijo que el número de niñas y jóvenes que lograron escapar se elevó a 53.

Lawan dijo en conferencia de prensa el jueves por la noche en Maiduguri, capital del estado de Borno, que las cifras siguen aumentando porque estudiantes de otras escuelas fueron transportados a una para los exámenes finales el mes pasado, cuando los ataques de extremistas islámicos obligaron a cerrar todas las escuelas.

Las comunicaciones se interrumpen dado que los militares suelen bloquear el servicio de telefonía celular bajo el estado de emergencia vigente y los viajes son peligrosos debido a los ataques extremistas.

"Los estudiantes venían de escuelas en Izge, Lassa, Ashigashiya y Warabe A. Adicionalmente, es por eso que, después del incidente desafortunado, circulaban distintas cifras en cuanto a la cantidad de niñas que fueron secuestradas", dijo Lawan.

A cientos de kilómetros de allí, en Abuja, el gobierno dijo que destacaría unos 6 mil policías para proteger el Foro Económico Mundial sobre África, previsto para el 7 a 9 de mayo y cuyo invitado de honor será el premier chino Li Keqiang. El presidente nigeriano Goodluck Jonathan aseguró a los delegados que estarán a salvo, En el foro, dirigentes políticos, económicos y empresariales analizarán las perspectivas de crecimiento económico del continente.

La explosión del jueves se produjo en un suburbio obrero a 15 minutos en auto de la villa presidencial y el hotel sede de la conferencia.

AP