NOTIMEX
2 de octubre de 2016 / 10:32 a.m.

BOGOTÁ.- En el marco de alertas rojas y lluvias por el paso del huracán Matthew, con hechos de voluntad de paz de la guerrilla de las FARC y con un mensaje del Papa Francisco, los colombianos decidirán hoy construir la paz o mantener la barbarie de la guerra.

La costa caribe colombiana, es la más afectada por el paso del Huracán, mientras que las lluvias cayeron desde la madrugada de este domingo en gran parte del territorio colombiano, pero que con las horas se fueron disipando.

Pero a la fuerza de los vientos del Huracán Matthew, 48 horas antes de la apertura de los centros electorales, los colombianos recibieron una ola de mensajes a favor de la paz que llegaron de todas partes del mundo.

Si a la paz, fue el eco unánime de la comunidad internacional, pero el más influyente y contundente fue el mensaje del máximo líder de la Iglesia católica, el Papa Francisco, quien condicionó su visita en el 2017 a este país andino a la refrendación del Acuerdo de Paz, con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Una Colombia en paz debe tener memoria, coraje y esperanza (...) para que cualquier país pueda ir adelante, tiene que tener tres referencias: memoria de la historia recibida, coraje para afrontar el presente y esperanza hacia el futuro”, fueron las palabras del Papa Francisco.

Pero el líder de los católicos fue más allá, y dijo: "Sobre el acuerdo de paz que se está haciendo en Colombia, le auguro lo mejor al presidente (Juan Manuel) Santos, aunque será el pueblo colombiano el que dirá en el plebiscito si, sí o no a la paz".

"Debo decir que el presidente Santos está arriesgando todo por este proceso de paz, pero también hay otra parte que también está arriesgando todo por continuar la guerra", indicó.

El mensaje del Papa Francisco, fue un espaldarazo a favor del Sí, en el país con mayoría católica, pero con líderes ultraconservadores que rechazan los acuerdos de paz, como el ex Procurador General, Alejandro Ordoñez, quien reza en latín.

Ordoñez, con megáfono en mano, en la tarde del sábado lideró una lánguida marcha por las calles de su ciudad Bucaramanga, en el centro-oriente de Colombia, para promover el No a los acuerdos de paz con las FARC.

El grupo guerrillero por su parte, anunció que entregará a las autoridades colombianas, sus recursos financieros, en lo que denominó “economía de guerra”, y destruyó por voluntad propia y con la observación de Naciones Unidas, más de 600 kilogramos de explosivos.

Estos dos hechos fueron interpretados por el presidente Juan Manuel Santos y por su jefe negociador, Humberto de la Calle, como una prueba que el grupo guerrillero tiene voluntad para cumplir el Acuerdo de Paz, que se firmó el 26 de septiembre, y dejar atrás 52 años de confrontación armada con el Estado.

Los centros electorales abrieron este domingo a las 08:00 hora local (13:00 GMT) para que 34 millones 900 mil colombianos puedan votar en el plebiscito, que marcará el futuro de este país entre la paz y la guerra.

La seguridad de la jornada electoral está garantizada con el Plan Democracia, que desplegó todas las Fuerzas Militares y Policiales por tierra, aire y por los principales ríos que cruzan el territorio colombiano.

La Registraduría General de la Nación dispuso 80 mil 553 mesas colocadas por la Organización Electoral en 10 mil 831 puestos de votación, que son custodiados en su totalidad por la Policía Nacional y las Fuerzas Militares.

Según los reportes oficiales, el 62 por ciento de los puntos, es decir, seis mil 668 puestos, serán custodiados por la Policía Nacional, mientras que el 38 por ciento restante están acompañado por las Fuerza Militares o de manera mixta, es decir, cuatro mil 163 puestos de votación.

El plebiscito es una figura que se encuentra en la Constitucional, y que fue convocado por el presidente Juan Manuel Santos, para que los colombianos aprueben o rechacen el acuerdo de paz que el mandatario firmó el pasado 26 de octubre con el jefe máximo de las FARC, Timoleón Jiménez, en la ciudad de Cartagena.