REDACCIÓN
9 de febrero de 2015 / 09:37 p.m.

 

El partido ante el Puebla representó el reencuentro de los Tigres con el triunfo ante sus aficionados, lo cual disipó varias criticas sobre su andar.

La afición hizo claro su apoyo, al igual que festejó de manera efusiva el triunfo.

Joffre Guerrón fue el encargado de hacer explotar los ánimos de los seguidores.