20 de julio de 2013 / 01:52 p.m.

México • El presidente Enrique Peña Nito afirmó que identificaron a 140 criminales para actuar de manera específica contra ellos, aunque aseguró que los esfuerzos de su gobierno contra la violencia se centrarán en abatir la pobreza.

En entrevista para el diario francés Le Figaro, el mandatario destacó que en los siete meses que lleva su administración ha bajado "gradualmente" la violencia.

Para el rotativo "el nuevo jefe del Estado mexicano quiere luchar contra la violencia y el tráfico de drogas, luchando contra los jefes de los cárteles, pero también contra la pobreza.

Al respecto, el mandatario señaló: "Nuestra estrategia es clara: continuaremos luchando contra esos 140 criminales identificados de manera selectiva. Pero el medio más eficaz para luchar contra la violencia es dar a los mexicanos una oportunidad para triunfar, devolverles la confianza en el futuro".

Explicó que "el crecimiento (económico) de estos últimos años no ha sido suficiente, (por lo que) el resultado ha sido que numerosos mexicanos han caído en la ilegalidad, usados como carne de cañón por el crimen organizado. Ahí es donde hay que actuar".

Respecto a la detención de Miguel Ángel Treviño Morales, El Z40, líder de la banda de Los Zetas, ocurrida el lunes anterior, el Presidente la consideró "una muy buena noticia", pese a que, "según algunos expertos, cuando un capo cae, se le sustituye inmediatamente por otro, a veces por dos".

En ese sentido, resaltó que "entre 2006 y 2012 el número de cárteles se multiplicó por dos y hubo que lamentar la pérdida de más de 70 mil víctimas" en México.

Agregó que el problema que vive actualmente el país es el de "un consumo creciente de droga y de los grupos criminales ultrasofisticados".

"Este es un problema que no existía antes, y de ahí nace la necesidad de modernizar nuestra política y nuestras técnicas para combatirlo", dijo al resaltar que el gobierno desea concentrarse sobre “la prevención” del crimen mediante diversos medios.

Entre ellos enumeró la mejora en la educación, la construcción de infraestructuras deportivas, el reforzamiento de la comunicación entre el gobierno federal y las entidades, fortificar las instituciones y una reorganización de la Policía Federal.

Le Figaro tituló la entrevista con el comentario de Peña Nieto sobre que “el caso de Florence Cassez fue una lección, al recordar a México que cualquier sospechoso tiene derecho a un juicio justo y al respeto de sus derechos fundamentales”

El rotativo recordó que el lunes pasado, el Presidente se reunió con el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, a fin de retomar las relaciones diplomáticas con Francia, después de la condena en México a Cassez y su posterior liberación.

Los gobiernos de México y Francia firmaron un convenio con el que relanzarán los esfuerzos por estrechar la cooperación en los ámbitos educativo, cultural y económico.

Prevén reforzar las relaciones para hacer más efectivo el intercambio de estudiantes, de elementos culturales y de piezas comerciales para material aéreo.

CON CALDERÓN ERAN 37

La cifra de 140 criminales contra los que actuará selectivamente el gobierno de Peña Nieto contrasta con la de 37 que fijó su antecesor, Felipe Calderón.

En una comida que tuvo con la comunidad libanesa en México en enero de 2009, el entonces mandatario señaló: "hay 37 capos, di tutto capi, como los más buscados. En menos de dos años hemos capturado o han fallecido, ya sea resistiéndose a la aprehensión o víctimas de otros criminales, 20 de esos 37. Y vamos por toda la lista".

De hecho, en su sexto Informe de labores, Calderón destacó que ya eran 22 los capos que habían caído.

MIRIAM CASTILLO