NOTIMEX
4 de octubre de 2017 / 09:05 p.m.

WASHINGTON.- La mayoría republicana del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara estadunidense de Representantes arrolló hoy una veintena de enmiendas demócratas y envió para su voto al pleno el proyecto de ley que asigna 10 mil millones de dólares al muro en la frontera con México.

Con una votación de 18 votos republicanos a favor y 12 demócratas en contra, la mayoría aplastó un intento de la minoría para descarrilar la iniciativa de ley y votó incluso contra una enmienda para buscar que México pagara el costo de la obra.

“Estados Unidos está amenazado por terroristas internacionales, contrabandistas de personas, narcotraficantes y pandillas transnacionales como MS-13 (...) es inaceptable permitir que esto continúe”, dijo su autor, el republicano de Texas, Michael McCaul.

El Proyecto de Ley 3548 autoriza también cinco mil millones para modernizar los puertos de cruce y para la contratación de cinco mil agentes para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y cinco mil de la Oficina de Inmigración (ICE), así como para un programa de registro de entradas y salidas.

Aunque los republicanos cuentan con los votos para aprobarla en la Cámara de Representantes, su futuro es incierto en el Senado, donde los republicanos cuentan con 52 escaños y requieren rebasar el umbral de 60 votos.

El líder demócrata del Senado, Charles Schumer, dijo recientemente que apoya fondos para la seguridad fronteriza como parte de un paquete que incluya alivio migratorio para los “dreamers”, siempre que no incluya dinero para el muro.

Dentro del propio Comité de Seguridad Nacional, el proyecto republicano recibió el rechazo unánime de la minoría demócrata del panel, incluido el demócrata de más alto rango, Bennie Thompson.

“Estamos considerando hoy una medida mal guiada, innecesaria y fiscalmente irresponsable para autorizar el muro del presidente Trump a cualquier costo”, deploró Thompson, durante una audiencia dedicada a analizar propuestas de enmienda a la legislación.

Propuso irónicamente bautizar el plan como la “Iniciativa de Ley de Expropiación de Tierras para construir el muro de Trump”, pues aseguró que será una de las grandes expropiaciones toda vez que dos terceras partes de las tierras donde se planea elevar son de propiedad privada.

“Desperdiciar 15 mil millones de dólares que podrían ser usados para algo más, en momentos que tenemos huracanes y desastres, desperdiciar esto en una promesa de campaña es asqueroso”, dijo por su parte la demócrata de California, Nannette Díaz Barragan.

Otros legisladores demócratas cuestionaron la lógica del muro en momentos que la propia administración ha destacado una reducción sin precedentes de los cruces de inmigrantes indocumentados en la frontera con México.

La demócrata Sheyla Jackson Lee hizo notar por ejemplo que el proyecto de ley no incluye ningún tipo de protección para los derechos civiles y que ha ignorado los requerimientos de estudios de impacto ambiental.


dat