NOTIMEX
2 de junio de 2016 / 09:16 a.m.

Roma.- El empresario estadunidense Donald Trump fue comparado con el Estado Islámico (EI), pues los discursos del aspirante presidencial republicano tienen como base "la misma ideología" que la organización terrorista, aseguró una autoridad islámica.

El Observatorio del "Dar El Iftaa", autoridad egipcia que emite los edictos religiosos (fatwa), afirmó que los discursos del magnate neoyorquino son utilizados como propaganda por el Estado Islámico, citó la agencia italiana ANSA.

El Observatorio sobre Islamofobia de Dar El Iftaa, está entre los principales intérpretes de la Sharia (ley islámica).

En un comunicado oficial sostuvo que "las declaraciones de Trump contra los musulmanes tienen los mismos intereses de la organización terrorista".

"Cuando dice 'nos detestan a todos', él (Trump) utiliza la misma ideología" a la que el Estado Islámico recurre para "reclutar a los jóvenes", agregó el Observatorio.

"En sus comunicados de propaganda, la organización repite siempre que hay una hostilidad eterna entre el Islam y el Occidente", recordó el Observatorio.

La estructura de monitoreo de la "Casa de la Fatwa", presidida por el Gran Mufti de Egipto, Sheik Shawki Allam, había señalado que el Estado Islámico "utiliza mucho las declaraciones de Trump" para "justificar las operaciones terroristas".

Donald Trump, aspirante presidencial republicano para las elecciones presidenciales de 2016, pidió detener la entrada de musulmanes en Estados Unidos de forma "total y completa".

La petición de Trump se dio una semana después de los ataques en San Bernardino, California, por un matrimonio musulmán que dejó 14 muertos y 21 heridos en diciembre de 2015.

Trump ha hecho de las propuestas contra los inmigrantes el centro de su campaña, con proyectos como construir un muro en la frontera sur con México para impedir la entrada a Estados Unidos de "violadores" y "adictos a las drogas".

Pero desde los ataques de París, ha virado su atención hacia la población musulmana en Estados Unidos y ha pedido que se vigilen las mezquitas y se registre a los musulmanes en una base de datos.
Esta retórica ha ido en aumento tras los ataques de San Bernardino, California.