8 de agosto de 2013 / 11:16 a.m.

México • Legisladores revelaron que el gobierno centrará su iniciativa de reforma energética en cambios al artículo 27 constitucional, para eliminar la prohibición que impide entregar contratos a la iniciativa privada y legalizar los ya existentes, que en adelante se conocerían como de "producción compartida".

La Secretaría de Energía y Pemex circularon entre la oposición los argumentos que darán para modificar dicho artículo y regresar a la redacción cardenista de 1940, al sostener el gobierno que, “la producción de petróleo se ha incrementado notablemente en los países que han reformado su Constitución para que haya más participantes”.

Actualmente, el artículo 27 dice que "(…) tratándose del petróleo y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos o de minerales radiactivos, no se otorgarán concesiones ni contratos, ni subsistirán los que en su caso hayan otorgado y la Nación llevará a cabo la explotación de esos productos, en los términos que señale la Ley Reglamentaria respectiva".

La senadora Dolores Padierna reveló que el director de Pemex, Emilio Lozoya, remitió los argumentos que dará el Ejecutivo para legalizar los contratos ya existentes, inclusive los de riesgo, y darle certeza legal a los nuevos, con la eliminación de 12 palabras claves.

Se pretende eliminar las palabras de “no se otorgarán concesiones ni contratos, ni subsistirán los que en su caso se hayan otorgado y la nación…”, al regresar al texto original del decreto expedido en 1940 por el entonces presidente Lázaro Cárdenas, en el cual se establecía que: "Tratándose del petróleo y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos, no se expedirán concesiones y la Ley Reglamentaria respectiva determinará la forma en que la Nación llevará a cabo las explotaciones de estos productos".

La legisladora afirmó que el supuesto regreso al cardenismo es un argumentos falaz, porque se hace abstracción de las condiciones históricas, dado que en esa época no había tecnología ni experiencia, pero en el siglo XXI Pemex es una de las petroleras más productivas en el mundo.

A su vez, legisladores priistas dijeron que una de las razones por las que el presidente Enrique Peña Nieto no remitió esta semana su iniciativa energética, fue porque personalmente está revisando la redacción de la reforma, en la que se prevé este cambio de contratos de riesgo a los de “producción compartida”.

“Así es el Presidente quiere estar pendiente de que todo salga bien”, indicó un legislador priista de la burbuja tricolor.

La documentación remitida al Senado contiene mapas elaborados por la Secretaría de Energía, según los cuales, por ejemplo, ya hay cuando menos 10 ductos privados en todo el país.

La argumentación señala que el gobierno buscará que la iniciativa privada entre en sectores como transportación, almacenamiento y distribución del petróleo y gas, además de las áreas de exploración y explotación.

Mientras que en el sector eléctrico se buscará más generación privada.

En un apartado denominado "sector eléctrico privado", la Sener confirma que los permisos de ese tipo han crecido y es así que al cierre de 2011, la CRE tenía autorizados 37 nuevos permisos.

"En ese año, considerando todas las modalidades de generación, se registraron un total de 67º permisos vigentes y 602 en operación", con una generación bruta de 32 mil 863 GWh.

Dentro de la generación privada producida en 2011, el autoabastecimiento representó 43.9%, la cogeneración 37.9%, la exportación (de producción privada) asciende ya a 15.3% y para uso propio solamente el 2.9%.

La próxima semana

El presidente Enrique Peña anunció la presentación de la reforma energética la próxima semana pues, dijo, continúa preparándola.

"Continúo preparando la presentación de la reforma energética que impulsará el desarrollo del país. He decidido anunciarla la próxima semana", publicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Con ello, el jefe del Ejecutivo concluye prácticamente sus actividades públicas programadas para esta semana.

ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO