14 de julio de 2014 / 03:13 p.m.

Hong Kong.- Las entidades del gobierno chino tendrán la obligación de aumentar de manera paulatina el uso de "automóviles verdes", a fin de combatir la contaminación y promover el nuevo mercado de vehículos con nuevas fuentes de energía.

Esta política marca que al menos el 30 por ciento de los vehículos que se compren para fines gubernamentales en el periodo 2014-2016 deben pertenecer a las nuevas tecnologías, y a partir de 2016 ese porcentaje crecerá año con año.

Los vehículos considerados verdes en el plan gubernamental son los que usan electricidad, híbridos (gasolina y electricidad), de hidrógeno y de energía solar, señaló este lunes la edición electrónica del Shanghai Daily.

La Administración de Oficinas del Gobierno Nacional precisó que este año el 15 por ciento de los vehículos comprados por las dependencias gubernamentales en la región de Beijing-Tianjin-Hebei, Delta del río Yangtze y Delta del Río Perla, deben ser del nuevo tipo.

El gobierno central chino se comprometió a subsidiar todas las adquisiciones de este tipo de unidades siempre y cuando su costo esté por debajo de los 29 mil dólares.

Además, se deben de crear estacionamientos especiales para esos vehículos, así como aplicar políticas preferenciales para el otorgamiento de las placas de circulación.

Este plan sigue al dado a conocer el pasado miércoles en el cual se anunció la exención del 10 por ciento del impuesto a las compras, a quienes adquieran "vehículos verdes" desde el próximo 1 de septiembre y hasta 2017.

Además, el año pasado se publicó un cronograma para el desarrollo de la industria que fabrica "vehículos verdes", el cual fija que el gobierno chino proveerá las condiciones y el apoyo necesario para ese rubro productivo.

De acuerdo a ese cronograma, antes del fin de 2015 se planea completar una red de servicios capaz de atender a 500 mil vehículos eléctricos.

China cuenta a la fecha con 97 compañías capaces de producir "automóviles verdes", y 628 modelos están incluidos en el catálogo aprobado para la compra gubernamental de vehículos con fuentes alternativas de energía.

En la primera mitad de este año, de los 11.7 millones de vehículos de todo tipo vendidos en China, 0.2 por ciento correspondieron a los que emplean nuevas tecnologías.

FOTO: Especial NOTIMEX