18 de julio de 2013 / 02:38 a.m.

Guerrero • El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, se comprometió a cumplir la meta de incorporar a los 81 municipios de Guerrero en la Cruzada Nacional contra el Hambre.

En la cabecera municipal de Mártir de Cuilapam, el jefe del Ejecutivo Federal reactivó el programa, que fue suspendido por los comicios del pasado 7 de julio en diferentes entidades de la República.

El programa impulsado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) involucra la inversión de 280 millones para los 40 municipios en donde actualmente opera, 60 millones están destinados solo para el caso de Acapulco.

Peña Nieto, reiteró su compromiso de revertir los índices de pobreza y marginación que prevalecen en Guerrero.

De acuerdo a reportes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), en México hay 52 millones de pobres, de éstos 7.4 padecen pobreza extrema y alimentaria y estos radican en los 400 municipios en que se impulsa la cruzada.

En el evento se firmó un convenio con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y otro con la Sedesol federal, para permitir que las poblaciones que no tienen el servicio de energía eléctrica lo reciban cuanto antes.

El presidente tomó la protesta de rigor a 240 brigadistas de la cruzada, mismos que son estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) y que participarán en comunidades de Mártir de Cuilapan.

En tanto, el gobernador Ángel Aguirre Rivero explicó que Guerrero se ubica como la entidad federativa con menores índices de desarrollo humano y destacó que 71 de los 81 municipios están clasificados como de alta y muy alta marginación.

"n Guerrero cerca de 400 mil guerrerenses no saben leer ni escribir, hay más de un millón 300 mil habitantes que sufren pobreza alimentaria y más de 300 mil niños sólo tienen derechos a la alimentación una vez al día, dos dieta en tortillas, frijoles y chile", apuntó.

Alrededor de 700 mil guerrerenses no cuentan con servicio de agua y drenaje. Por lo menos un millón de personas carecen de un espacio propio, y sólo se cuenta con el .63 de atención en servicios de salud, muy por debajo de la media nacional.

En esta entidad, de acuerdo al reporte del mandatario estatal los campesinos consumen lo que siembran, ya que la tierra no les da para vender.

"Hace poco alguien nos decía que en Guerrero cuando no llueve nos llovizna, porque nos registran el mayor número de movimientos telúricos de todo el país y algunos otros del orden social y político".

"¿A caso los guerrerenses somos proclives a la violencia?, cuando la gente deje de preocuparse por la educación de sus hijos y encuentre oportunidades de desarrollo, especialmente nuestros jóvenes, cuando se pongan mejores los servicios de salud, Guerrero será otro", indicó.

Aguirre recordó que hace muchos años surgió la primera expresión Guerrillera en la entidad con Lucio Cabañas Barrientos y liego Genaro Vázquez Rojas, después aparecerían el Ejercito Popular Revolucionario (EPTR) y el Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), movimientos que aseguró se dieron porque "somos los más pobres del país, eso es algo que no se ha querido atender".

ROGELIO AGUSTÍN