4 de junio de 2014 / 12:34 p.m.

Madrid.- El príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, manifestó hoy que en su misión como futuro rey de España dedicará su "empeño, convicción, esfuerzo, esperanza e ilusión a la tarea apasionante de seguir sirviendo a España". 

El heredero de la corona española pronunció este miércoles su primer discurso tras el anunció de este lunes del rey Juan Carlos I de su abdicación a favor del príncipe Felipe.

Los príncipes Felipe y Letizia encabezaron este miércoles la entrega del Premio Príncipe de Viana a la Cultura 2014, en el Monasterio de San Salvador de Leyre, Navarra, norte de España, que este año se concedió al historiador y capuchino Tarsicio de Azcona.

En su mensaje, el príncipe hizo un paréntesis en lo relacionado a esta ceremonia al considerar que tiene “significancia especial después de que el rey anunció su abdicación y pone fin a su reinado” y se vuelve especial que sea en Navarra, “uno de los solares originarios de España”.

"Respeto el procedimiento parlamentario, y me limito a reiterar mi empeño y convicción a dedicar todas mis fuerzas, esperanzas e ilusión a la tarea apasionante de seguir sirviendo a esta querida España: una nación, una comunidad social y política unida y diversa que tiene sus raíces en una historia milenaria", expresó.

El heredero de la Corona española vinculó la importancia de la historia en cuya labor se premia al sacerdote Azcona y los tiempos actuales en que se producirá su proclamación como rey.

"En periodos de dificultades como los que atravesamos, la experiencia de tiempos pasados plasmada en la historia nos enseña que sólo uniendo nuestros afanes, anteponiendo el bien común a los intereses particulares lograremos avanzar hacia escenarios mejores", abundó.

FOTO: Archivo

NOTIMEX