29 de enero de 2015 / 03:49 a.m.

En vísperas de defender su título ante Patriotas de Nueva Inglaterra este domingo, Russell Wilson, mariscal de Halcones Marinos de Seattle, hizo un balance de la campaña regular de los suyos y concluyó que la comunicación ha sido la base de su éxito.

Ahora todo es alegría para los campeones de la Conferencia Nacional (NFC) pero su quarterback recordó cómo se sobrepusieron de la última vez que fueron derrotados, en la semana 11 ante Jefes de Kansas City, pues después de ese descalabro no han parado de hilvanar victorias.

"Después del juego de Kansas City, estábamos 6-4 y jugamos contra un equipo difícil en Arrowhead y perdimos un duro encuentro que sentimos que nosotros debíamos ganar.

"Tuvimos que impulsarnos todos juntos y hablar sobre lo que necesitábamos hacer. Fuimos muy abiertos, eliminamos cualquier clase de egoísmo", confesó.

El hecho de que todos tuvieran en mente un objetivo único, que era volver a llegar al "Juego Grande", ayudó a que pudieran salir del que, hasta ese entonces, era un paso irregular, y no muchos confiaban en que pudieran repetir lo hecho el año anterior.

"No somos ese tipo de equipos en el que todos son muy egoístas y nos preocupamos por estadísticas. Hablamos a partir de la idea de 'Hoy, juego por ti', así que eso es como nuestro motor en términos de práctica.

"No es sobre mí o sobre este chico o el otro. Creo que el liderazgo que tenemos en este equipo hace la diferencia. Tenemos a muchos muchachos que pueden jugar y eso es lo grandioso de esto", confesó.

Por otro lado, no se metió en polémicas y dio la vuelta a los cuestionamientos de la prensa sobre el contrato que diseña la franquicia, pues ésta en su etapa final de "novato".

"Honestamente, no he pensado en nada de eso, en verdad. Sólo estoy bendecido por jugar en este equipo y ser parte de esto. La concentración está en ganar el segundo Súper Tazón y encontrar el modo de ganar este juego", expuso.

Indicó también que se ve capaz de aparecer en un Súper Tazón dentro de 10 años, tal y como lo hará su homólogo Tom Brady, siempre enfundado con los colores de los "Pats".

"Definitivamente puedo. Nunca visualizo el fracaso. Me veo estando en lo más alto cada día, esa es mi mentalidad. Creo que debo darle el crédito de esto a mis padres y el modo en el cual me criaron. También es lo que hacen mis compañeros que hacen que pueda ganar muchos encuentros. Nuestra meta es ser los mejores y nada por debajo de eso es suficiente para nosotros", concluyó.

NOTIMEX