25 de abril de 2013 / 02:33 a.m.

Ciudad de México • El Comité Ejecutivo Nacional del PAN condenó de manera enérgica los ataques contra las instalaciones del Comité Directivo Estatal del partido en Chilpancingo, causados por integrantes del Movimiento Popular de Guerrero y la CETEG, y anunció que presentará las denuncias correspondientes contra quienes se introdujeron al inmueble, aun cuando laboraba personal al interior, y realizaron graves daños al mobiliario.

Dichos movimientos "han emprendido distintas acciones en contra de la ley, en protesta por la aprobación de la Reforma Educativa, por lo que Acción Nacional presentará las denuncias correspondientes a fin de castigar a los responsables".

El CEN del PAN acusó que "la violencia generada por los miembros de estos grupos evidencia la falta de seriedad en sus demandas, ya que los actos vandálicos no abren las puertas para llegar a acuerdos y sólo lastiman a la ciudadanía y al gremio educativo".

En ese sentido, exigió la intervención de la Federación y del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, al consideras que "está siendo rebasado y no encontramos una respuesta concreta", frente a los múltiples llamados.

"Acción Nacional ha insistido en que el diálogo es la única manera para obtener acuerdos, por lo que solicitamos al Gobierno Federal y local tomen con prontitud las medidas necesarias y encuentren los canales conducentes para encauzar dichas protestas, que hasta el momento se han salido de control".

El PAN demandó acciones para garantizar la seguridad de la población, ya que como lo mencionó el presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno, no se tiene la capacidad para controlar y enfrentar estas manifestaciones.

A través de un comunicado, la dirigencia nacional del PAN se sumó a los llamados en contra de la violencia hechos por los otros institutos políticos, de los cuales también fueron dañados sus inmuebles.

LILIANA PADILLA