notimex

6 de enero de 2016 / 05:44 p.m.

Estados Unidos.- Estados Unidos condenó hoy la presunta violación de Corea del Norte a las resoluciones de Naciones Unidas y le hizo un llamado a respetar sus obligaciones internacionales, de confirmarse que el país asiático realizó pruebas de una bomba de hidrógeno.

"En tanto no podemos confirmar esas reclamaciones, condenamos cualquier violación a las Resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", señalaron Ned Price, portavoz de Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca y el Departamento de Estado en un mensaje difundido a través de la red social Twitter.

Corea del Norte anunció este miércoles que llevó a cabo "exitosamente" su primera prueba de una bomba de hidrógeno que marcaría avances en su programa nuclear.

La Casa Blanca apuntó su expectativa porque el aislado país asiático "acate sus obligaciones y compromisos internacionales" y subrayó que Estados Unidos repetidamente ha manifestado que no aceptará a Corea del Norte como un "estado nuclear".

El gobierno de Kim Jong-un hizo el anuncio luego de que agencias sismológicas internacionales registraran un sismo de magnitud 5.1 en la escala de Richter, resultado de una presunta prueba nuclear.

En tanto, los republicanos en el Congreso fustigaron al gobierno del presidente Barack Obama por el acuerdo reciente con Irán a fin de reducir su capacidad de producir armas nucleares, indicando que los regímenes iraní y norcoreano son socios y aliados.

El presidente de Comité de Relaciones Internacionales en la Cámara de Representantes, Ed Royce, condenó la "aparente" prueba nuclear en Corea del Norte.

El legislador republicano señaló que Kim Jong-Un trata de alcanzar un acuerdo con la administración Obama similar al que llegó con Irán a fin de obtener un eventual retiro de las sanciones económicas.

"La respuesta a las amenazas de Corea del Norte es poner más presión, no menos, este régimen no tiene interés en ser un Estado responsable", remarcó en un comunicado Royce, autor de una propuesta de ley, en febrero pasado para que Estados Unidos aumente sanciones económicas al régimen norcoreano.

Por su parte, Matt Salmon, presidente del subcomité sobre Asia y el Pacífico del mismo panel legislativo, apuntó que de resultar ciertas las reclamaciones, Corea del Norte estaría una vez más "alardeando" de un poder militar que no tiene e intentando "desestabilizar" la región.

Ben Cardin, demócrata de alto rango en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado señaló que Corea del Norte con su acción mantiene su determinación de desafiar a la comunidad internacional y crear una amenaza para la paz y estabilidad regionales.

"En respuesta, creo firmemente que Estados Unidos y sus socios en la comunidad internacional deben responder con resolución", destacó.

Cardin señaló asimismo que se propone trabajar en la cámara alta para endurecer las sanciones económicas a Corea del Norte y urgió a hacer lo mismo al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.