2 de septiembre de 2013 / 09:00 p.m.

Ciudad de México • El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto rechazó y condenó categóricamente cualquier labor de espionaje sobre ciudadanos mexicanos en violación del derecho internacional y citó al embajador estadunidense.

Luego de que se reveló que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos tuvo acceso al contenido de mensajes electrónicos de Peña Nieto antes que el fuera electo, la Secretaría de Relaciones Exteriores indicó que este tipo de prácticas es contraria a la Carta de las Naciones Unidas y a la jurisprudencia de la Corte Internacional de Justicia.

En un comunicado, la cancillería indicó que el gobierno solicitó al gobierno de Estados Unidos, mediante nota diplomática, una investigación exhaustiva y que, en su caso, deslinde las responsabilidades correspondientes.

La cancillería citó al embajador de Estados Unidos para expresar su enérgico extrañamiento y exigir la realización de la investigación señalada.

Redacción