AP
21 de agosto de 2015 / 05:34 p.m.

Boston.- En un cambio de tono, Donald Trump condenó el violento ataque contra un desamparado mexicano en Boston en el que uno de los agresores le dijo a la policía que estaba inspirado en parte por comentarios de Trump acerca de que las personas que viven ilegalmente en Estados Unidos deberían ser deportadas.

"El incidente en Boston es terrible. Necesitamos energía y pasión, pero debemos tratarnos con respeto mutuo", tuiteó Trump tras ser criticado por no condenar el ataque más enérgicamente. "Yo nunca condonaría la violencia".

Los hermanos Scott y Steve Leader fueron arrestados el miércoles por la mañana por acusaciones de haber golpeado a un mexicano de 58 años cuando éste dormía en una estación de trenes en Boston. Uno de los hermanos le dijo más tarde a la policía que Trump tenía razón cuando decía que había que deportar "a todos estos ilegales", de acuerdo con un reporte policial.

Los comentarios del viernes marcaron un cambio de tono para Trump, que el miércoles se mostraba menos perturbado por el ataque.

Tras enterarse del ataque en una conferencia de prensa antes de un acto de campaña en Nueva Hampshire el miércoles por la noche, Trump dijo que era primera vez que escuchaba sobre ello.

"Pienso que sería una pena", dijo Trump entonces tras lo cual añadió: "Yo diría que las personas que me siguen son muy apasionadas. Aman este país. Quiere que este país sea grande de nuevo. Y son muy apasionadas".

Trump ha enfurecido a los hispanos al decir que los inmigrantes mexicanos son "criminales" y "violadores", además de que construirá una muralla entre Estados Unidos y México para combatir la inmigración ilegal. Recientemente dijo que deportaría a los millones de personas que ya viven en el país de manera ilegal, los dividiría en grupos de "los buenos" y "los malos", y después permitiría que todos los buenos reingresaran al país.

El gobierno mexicano condenó el ataque. Daniel Hernández Joseph, cónsul general de México en Boston, confirmó que la víctima era un ciudadano mexicano. Dijo que su gobierno "tomará todas las medidas necesarias para defender los intereses de los mexicanos", reportó el diario Boston Globe.

"México condena enérgicamente este hecho y hace un llamado para que las contribuciones de la comunidad migrante a la economía, la sociedad, los valores y la cultura de Estados Unidos sean reconocidas y constituyan el eje de la estrecha vinculación entre nuestras sociedades", dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores en un comunicado publicado en su portal web.

La policía y la oficina del fiscal del condado Suffolk dijeron que los hermanos Leader se toparon con el desamparado cuando regresaban de un partido de los Medias Rojas de Boston, orinaron sobre él, le dieron puñetazos y lo golpearon con un tubo metálico. Testigos alertaron a un patrullero cerca de las 12:30 de la madrugada del miércoles después de que vieron el ataque y cómo los dos hermanos se marchaban entre risas, dijeron los fiscales. La víctima fue atendida por una fractura de la nariz y otras heridas graves.

Scott Leader dijo a los policías tras su arresto, "Donald Trump estaba en lo correcto, todos esos ilegales necesitan ser deportados", de acuerdo con el reporte de un policía estatal presentado en la corte. El detenido además dijo que su comportamiento era aceptable porque el hombre era indigente e hispano, de acuerdo con la policía.

No se pudo establecer contacto de forma inmediata con los abogados que se presentaron con los hermanos para su audiencia de instrucción de cargos.

Las autoridades mexicanas dijeron que seguirán la investigación "muy de cerca" para asegurarse de que los responsables enfrenten consecuencias.

Según archivos de la corte, Scott Leader estuvo un año en prisión por un delito de intolerancia contra el empleado de una cafetería marroquí tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, reportó el Globe.