23 de junio de 2014 / 12:09 p.m.

Ginebra.- La Campaña Emblema de Prensa (PEC) sancionó las duras condenas contra tres periodistas en Egipto y unió su voz a la del primer ministro australiano Tony Abbott para pedir al presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi su liberación.

Esta mañana un tribunal egipcio condenó a entre siete y diez años de cárcel a tres periodistas de la agencia de noticias qatarí Al-Jazeera que trabajaban en su sección que transmite en inglés, por difundir noticias falsas sobre Egipto y colaborar con los Hermanos Musulmanes.

El prestigiado corresponsal australiano Peter Greste y el egipcio con pasaporte canadiense Mohamed Fahmy recibieron una pena de siete años de prisión, según el veredicto leído al final de la sesión.

Además el egipcio Baher Mohamed fue sentenciado en total a diez años, siete por los mismos cargos que sus compañeros y tres más por estar en posesión de balas en el momento en que se produjo la detención.

Los periodistas se encuentran en prisión desde diciembre de 2013 y este lunes estuvieron presentes en el juicio junto a otros 17 acusados por "difundir noticias falsas" y divulgar una fotografía falsa de la situación en el país.

Especialmente por informar que Egipto estaba al borde de una "guerra civil", así como por haber ayudado a la Hermandad Musulmana.

El juicio y las duras condenas han causado indignación internacional, en medio de temores de una creciente restricción a las libertades de expresión y de la prensa en Egipto.

Los hechos también han causado un gran descontento en el mundo de la comunicación y en organismos defensores de la libertad de expresión y derechos humanos.

"El PEC considera que este resultado es un peligroso precedente que afecta a la libertad de opinión y de expresión y se convierte en un obstáculo peligroso para el trabajo de los periodistas", señaló la organización en un comunicado.

La ONG, con sede en Ginebra, "condena la sentencia y cree que es un supuesto extremo que Egipto podría haber evitado".

NOTIMEX