ALAN E. PÉREZ
15 de agosto de 2016 / 04:41 p.m.

MONTERREY.- Una mujer de 30 años radicada en Houston, confesó a un conocido suyo haber asesinado a sus dos hijos y esconder sus cuerpos en una casa contigua a su propiedad en la citada localidad texana.

Aparentemente la mujer de nombre Seborah Thomas, solicitó ayuda a un amigo para mudarse de su vivienda, por lo que éste sin sospechar el crimen acudió en su auxilio, pero cuando se encontraban colocando sus pertenencias en la parte trasera de la camioneta del sujeto, este le preguntó por sus hijos a lo que la asesina confiesa tranquilamente que ella los había asesinado, aunque por la forma "tan despreocupada" en que lo dijo, este lo tomó como una broma, por lo que una vez en marcha volvió a preguntar por los menores, a lo que ella le repitió que había acabado con la vida de ambos.

De acuerdo con autoridades texanas, tras lo anterior, el hombre llevó a su amiga a la comisaría local donde ella detalló a los oficiales que había ahogado en la bañera a su hija de siete años y a su pequeño de cinco, cuyos cuerpos había escondido en casa de sus vecinos.

Según se dio a conocer la mujer no cuenta con ningún registro de salud donde se de cuenta de algún desorden mental, por lo que el motivo del crimen continúa siendo un misterio para los investigadores texanos.

Autoridades informaron que la asesina confesó tener otro hijo de 12 años, quien se encuentra con bien, y el cual vive con su padre