23 de enero de 2013 / 01:57 p.m.

El dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, afirmó que confían en la correcta resolución del IFE en el caso Monex y afirmó que son calumnias las acusaciones de que su partido sólo gana a base de dinero y mentiras.

Luego de reunirse con alcaldes emanados del PRI, Camacho Quiroz comentó que esperarán la resolución, tras la cual el representante de su partido ante el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) presentará los argumentos correspondientes.

""Creo que en este tema no vale la pena adelantar vísperas. Vamos a esperar y ustedes escucharán los argumentos de nuestro representante en el Consejo General"", especificó.

Eventualmente analizaremos ""los agravios que contengan los recursos que podríamos presentar ante las autoridades judiciales electorales, pero por lo pronto esperemos con la convicción, con la certeza de haber hecho muy bien las cosas"", explicó en la sede nacional priista.

Resaltó que su partido está absolutamente tranquilo, pues ganó las elecciones con mucho trabajo y mucha organización, con ofertas políticas convincentes y con candidatos que se convirtieron, pasadas las elecciones, en líderes de la comunidad y un ejemplo emblemático.

Hoy mismo, dijo, Enrique Peña Nieto, habiendo sido abanderado del PRI y sus aliados es el líder de los mexicanos, que ha demostrado con suficiencia, capacidad de convocatoria y un genuino interés por resolver las cosas por encima de intereses coyunturales y sin denostar a ningún adversario político.

Por otro lado, ante las afirmaciones de la Secretaría de Hacienda de que no habrá rescate de los municipios endeudados, señaló que seguramente habrá mecanismos para corregir las finanzas de éstos asumiendo las autoridades municipales sus responsabilidades de corto, mediano y largo plazos.

Indicó que ese es un fenómeno respecto al cual nadie puede cerrar los ojos y hay que ver si se pueden fincar responsabilidades porque la situación delicada en la que algunos están no es producto de la casualidad.

Lo que tenemos que hacer, dijo, es enderezar la finanzas de los municipios y estados que tienen problemas y alentar un sano y adecuado y socialmente responsable endeudamiento.

Es decir, no tiene necesariamente la mejor situación financiera el municipio que no está endeudado, porque la deuda que se contrae hoy y que se paga a lo largo de muchos años puede arreglar problemas sociales de manera inmediata, el problema está cuando la deuda se convierte en algo inmanejable por un ejercicio irresponsable.

Camacho Quiroz insistió en que no se puede ocultar la realidad circundante, pero se puede corregir sin que eso signifique que hay una actitud obsequiosa o que se premie la irresponsabilidad.

— NOTIMEX