MULTIMEDIOS DIGITAL
31 de octubre de 2017 / 05:30 p.m.

ESPECIAL.- El papa Francisco reconoció que a veces se queda dormido mientras reza, lo que no le impide "santificar el nombre de Dios", explicó.

"Yo también, cuando oro, a veces me quedo dormido," confesó sonriendo el pontífice argentino en una entrevista que será transmitida el miércoles por la televisión católica italiana TV2000.

El descanso y el sueño, si se ofrecen a Dios, se convierten en oración, según dice la Biblia y confirman los santos, explicaron fuentes religiosas.

"Santa Teresa del Niño Jesús también lo decía y sostenía que le agradaba mucho a Dios", explicó el papa, tras citar uno de los numerosos salmos en los que se habla de los sueños, se revelan profecías y se pide al creyente que "se abandone a Dios como un niño en brazos del padre", dijo.

"Esa es una de las muchas maneras de santificar el nombre de Dios, sentirse niño en sus brazos", aseguró Francisco.


pjt