2 de mayo de 2014 / 08:38 p.m.

Buenos Aires.- La Procuraduría de Crímenes Contra la Humanidad de Argentina reveló hoy que hay 74 represores prófugos que son buscados por la justicia por los crímenes que cometieron durante la última dictadura militar (1976-1983).

De acuerdo con el reporte, la cantidad de prófugos por crímenes de lesa humanidad se mantiene estable, pese a las altas y bajas sufridas en el registro realizado con base en los reportes que envían los fiscales federales que intervienen en estos casos.

Los 74 prófugos representan el 13 por ciento de los 561 condenados por crímenes de lesa humanidad y un 6.5 por ciento de los mil 135 procesados por ese tipo de delitos.

La mayoría de los represores buscados son militares, entre ellos 33 que formaron parte del Ejército, cinco que estaban en la Armada y uno más perteneciente a la Fuerza Aérea.

En el reporte se destacó el caso del sacerdote Franco Revérberi Boschi, quien durante la última dictadura fue capellán auxiliar de un escuadrón militar y escapó de la justicia.

Luego siguen 11 policías federales, siete ex policías provinciales, seis civiles, cuatro miembros del Personal Civil de Inteligencia (PCI), que desempeñaban tareas en las fuerzas armadas, y un miembro del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Por otra parte, siguen prófugos seis militares uruguayos, cuya captura se requirió en el marco de las investigaciones por los crímenes de la Operación Cóndor, el plan que armaron las dictaduras sudamericanas para reprimir a los disidentes.

Según el informe, el número de represores prófugos aumentó un 21 por ciento durante el último año, ya que en mayo de 2013 eran 58.

Sin embargo, aclaró que esa alza no responde a un incremento de fugas, sino a la actividad de las fiscalías y de los tribunales que han aumentado las listas de imputados, muchos de los cuales no se presentan ante la justicia.

Argentina es el único país del mundo que está juzgando de manera consistente a las personas que secuestraron, torturaron, amenazaron y desaparecieron a miles de ciudadanos bajo la dictadura militar.

Notimex