MULTIMEDIOS DIGITAL
13 de octubre de 2015 / 08:38 a.m.

Ucrania.- Los investigadores internacionales concluyeron que el vuelo MH17 de Malaysia Airlines fue derribado por un misil BUK de fabricación rusa disparado desde una zona del este de Ucrania controlada por los separatistas prorrusos, según un artículo publicado en el diario La Nación.

Los resultados de la investigación de 15 meses sobre la catástrofe del 17 de julio de 2014 que dejó 298 muertos podrían exacerbar las tensiones entre Occidente, que culpa a Rusia de lo ocurrido, y Moscú, que niega su implicación.

"El vuelo MH17 se estrelló como resultado de una detonación de un misil fuera del aparato en la parte izquierda de la cabina de mando", señaló en una conferencia de prensa el director de la Oficina Holanda de Seguridad (OVV), Tjibbe Joustra.

"Ese misil corresponde al tipo de misiles instalados en los sistemas de misiles tierra-aire BUK", precisó, en el informe final sobre las causas de la catástrofe en la que murieron 298 personas -entre ellas 193 holandeses- que viajaban a bordo del Boeing 777 de Malaysia Airlines.

"Como resultado de la detonación, la parte delantera del avión quedó arrancada y el avión se partió en el aire", continuó. El impacto del misil provocó en ese momento la muerte de tres tripulantes.

Los investigadores también indicaron que "había suficientes motivos para que las autoridades ucranianas cerraran, por precaución, el espacio aéreo sobre el este del país", habida cuenta del conflicto.

Rusia siempre ha negado cualquier responsabilidad en el suceso y ha culpado al ejército ucraniano, que combatía contra los rebeldes prorrusos del este de Ucrania en julio de 2014.

La OVV, que dirigió un equipo internacional de expertos, aseguró que su misión no era determinar quién disparó, ya que esto deberá ser elucidado por una investigación penal holandesa.

                            NIEGAN ATAQUE
    
El consorcio ruso de defensa antiaérea Almaz-Antei, fabricante de los misiles Buk, afirmó hoy que el misil que derribó el Boeing malasio fue lanzado desde una localidad controlada por las fuerzas ucranianas.


El director general del consorcio, Yan Novikov, por su parte, aseguró que "los resultados de un experimento desmienten totalmente la información sobre el tipo de misil (que derribó el avión) y sobre el lugar desde donde fue lanzado".