AP
17 de marzo de 2016 / 12:12 p.m.

La Habana. — Cuba detectó el primer caso de infección por zika transmitido dentro del país, aseguraron funcionarios, lo que puso fin a su estatus como una de las últimas naciones del hemisferio sin casos de la enfermedad que ha sido vinculada a defectos congénitos.

Una mujer de 21 años de La Habana que no ha viajado fuera de la isla fue diagnosticada con el virus después de sufrir dolor de cabeza, fatiga y otros síntomas, indicaron medios estatales. El lunes su examen de sangre resultó positivo a la presencia de zika. Sigue hospitalizada.

Zika Cuba
Cuba había reportado un puñado de casos de este mal en personas que viajaron a países con brotes de la enfermedad.| AP
Zika Cuba
Un camión del Ejército fumiga para matar mosquitos en el Vedado de La Habana|  AP
Zika Cuba
Más de 9 mil soldados, policías y estudiantes universitarios se sumaron al esfuerzo de fumigación para combatir mosquitos. | AP
Zika Cuba
El presidente Raúl Castro pidió a la nación a que evite la fumigación descuidada y la acumulación de basura. | AP

Cuba había reportado un puñado de casos de este mal en personas que viajaron a países con brotes de la enfermedad propagada por un mosquito, particularmente a Venezuela, y al parecer lo contrajeron ahí.

La Habana tiene vínculos cercanos con Venezuela, una nación socialista amiga que envía anualmente cientos de millones de dólares en petróleo a precio subsidiado a cambio de asistencia médica cubana, lo que hace que muchos miles de personas viajen anualmente entre los dos países.

El virus del zika es investigado como posible agente en casos de microcefalia, un problema de salud en el cual los bebés nacen con cabezas inusualmente pequeñas y daño cerebral, y también en casos del síndrome de Guillain-Barré, un trastorno poco común que en ocasiones provoca parálisis temporal.

Cuba ha involucrado a más de 9 mil soldados, policías y estudiantes universitarios en el esfuerzo de fumigación para combatir mosquitos y prevenir una epidemia de zika.

El presidente Raúl Castro pidió a la nación a que evite la fumigación descuidada y la acumulación de basura, lo que convierte la lucha contra el zika en una prueba para la alguna vez legendaria capacidad del gobierno comunista de conducir a toda la nación en respaldo de esfuerzos que han ido desde la defensa civil a mayores cosechas de caña de azúcar y prevención de enfermedades.

En días recientes equipos de soldados recorrieron las calles de La Habana para fumigar casas contra mosquitos. Los residentes de la capital dicen que los fumigadores ya no aceptan excusas de que las personas son alérgicas ni las solicitudes para que fumiguen otro día, como sucedía frecuentemente en el pasado.

No obstante, barrios como aquel en el que vive la paciente del caso reportado el martes están llenos de edificios deteriorados, pilas de basura no recolectada y charcos de agua estancada.

El anuncio sobre el caso de zika ocurre en un momento de intensa atención internacional sobre Cuba: el presidente estadounidense Barack Obama llega el domingo como el primer mandatario de Estados Unidos en funciones que visita la nación en casi 90 años.

Washington anunció el martes que estaba implementando una serie de nuevas excepciones al embargo comercial estadounidense sobre Cuba, removiendo los límites a los viajes individuales, que expertos pronostican conducirán a un auge de visitantes de Estados Unidos.