27 de junio de 2013 / 02:23 p.m.

Ciudad de México • De última hora, la dirigencia nacional del PAN decidió llevar el conflicto entre senadores de su partido a los tribunales, al interponer un “recurso innominado” ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en el que pide dejar sin efecto el cambio de estatutos aprobado por los 23 senadores que encabeza Ernesto Cordero, así como declarar nulos todos los actos materializados con motivo de su aplicación.

A su vez, el senador Javier Corral también interpuso un segundo recurso para reclamar que se protejan sus derechos ciudadanos, en el que reclama revocar el cambio a los estatutos hecho por los corderistas el pasado 19 de julio, al argumentar que este conflicto conlleva “una situación concerniente a la arena político-electoral” y no forma parte del derecho parlamentario.

Aunque los senadores José María Martínez y Roberto Gil dijeron la tarde de este martes que se podría llegar a un acuerdo de consenso por la noche, la decisión de los corderistas de no firmar las modificaciones de consenso a los estatutos, originó que el Comité Ejecutivo Nacional decidiera interponer el recurso a las 23:19 horas, antes de vencer el plazo a la media noche.

En el recurso interpuesto ante la Mesa del Senado por el apoderado legal del partido, Jorge Aljovín Navarro, el dirigente del partido, Gustavo Madero, hace notar que si bien el tribunal ha desechado otros casos similares, "no se trata de un asunto que se inscriba en la esfera del derecho parlamentario y, por el contrario, se trata de un asunto que vulnera el derecho de asociarse individual y libremente para tomar parte en los asuntos políticos del país".

"Lo anterior, en razón que con el paquete de reformas propuestas aprobadas y publicadas de los estatutos del grupo parlamentario del Partido Acción nacional en el Senado se subvierte el respeto irrestricto de los documentos básicos que rigen la vida interna del PAN, los cuales son resultado materialización del principio de autodeterminación y auto-organización del instituto político que represento".

En ese sentido, se advierte que la modificación de los estatutos vulnera los documentos básicos del partido, toda vez que "de consentir las reformas aprobadas a los estatutos del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional se permitiría que un grupo perteneciente a ese instituto político actuara y desacatara el marco legal y la normatividad interna de Acción Nacional".

La dirigencia blanquiazul agregó que es necesario recurrir al tribunal para hacer valer el respeto a las normas intrapartidistas, "ya que de lo contrario se estaría vulnerando mi derecho de asociación, en su fase de violación a las normas intrapartidistas".

Se advierte a los magistrados que en caso de declarar improcedente este recursos, se corre el grave riesgo de que los grupos parlamentarios puedan escindirse de la regulación de sus partidos políticos y, por tanto, dejarían de pertenecer de facto y no jure a los partidos políticos.

"Un ejemplo de reducción al absurdo podría ser que los senadores modifiquen sus estatutos para determinar, en forma autónoma, a su coordinador parlamentario, lo cual, ya se comentó, no es de todo cierto, ya que es necesaria salvaguardar la garantía del partido en su faceta de grupos parlamentarios que no sean contrarios a derecho".

Se argumenta que la reunión del 19 de junio en que se cambiaron los estatutos no fue convocada por el coordinador y se pide requerir al senador Francisco Domínguez que devuelva 3 cajas sustraídas de forma irregular de la Dirección Administrativa del grupo.

ANGÉLICA MERCADO, OMAR BRITO E IVÁN VILLAVICENCIO