AP
4 de agosto de 2016 / 04:59 p.m.

LONDRES.- Un adolescente noruego-somalí estalló en un ataque a cuchilladas en una plaza céntrica de Londres, matando a una mujer estadunidense e hiriendo a otras cinco personas. La policía declaró el jueves que no se trató de terrorismo, pero ante los recientes ataques terroristas en Europa, muchos londinenses reaccionaron como si lo fuera.

La policía despachó de numerosos agentes a las calles y llamó a detectives especializados en terrorismo antes de anunciar que el incidente "fue ocasionado por trastornos psiquiátricos".

Los policías usaron una pistola paralizante para someter al joven de 19 años en la plaza Russell Square, en medio de concurridas calles, frente a numerosos hoteles y cerca del Museo Británico.

"¡Terrorismo en Londres!", exclamó el titular del Mail Online, uno de varios medios de prensa que inicialmente calificó lo sucedido como un ataque terrorista. La policía inicialmente dijo que el terrorismo "es una de las hipótesis que estamos manejando".

Pero horas después el subcomandante de la Policía Metropolitana, Mark Rowley, expresó que "no hemos hallado evidencia alguna de radicalización ni nada que indique que el detenido haya estado motivado por el terrorismo".

Afirmó que policías y detectives están interrogando al joven, familia y testigos.

"Creemos que se trató de un acto espontáneo y que las víctimas fueron elegidas al azar", dijo Rowley.

El alcalde de Londres Sadiq Khan dijo que "no hay evidencia alguna de que este individuo fue motivado por Daesh (el nombre en árabe del grupo Estado Islámico)" u organizaciones similares.

Rowley dijo que el sospechoso, cuyo nombre no ha sido divulgado, es un noruego de ascendencia somalí aunque no se considera que ello sea "relevante a los motivos de su acción".

El Servicio de Investigaciones Penales de Noruega dijo que el joven salió del país en el 2002, cuando era un niñito.

No se ha divulgado el nombre de la mujer difunta, que tendría unos 60 años. El embajador estadounidense Matthew Barzun confirmó que se trató de una ciudadana estadounidense y en Twitter declaró: "Triste noticia de que una ciudadana estadounidense murió en un ataque en #RussellSquare. Mis oraciones se dirigen hacia las víctimas y sus seres queridos".

Resultaron heridos dos australianos, un israelí, un estadounidense y un británico, aunque ninguno de gravedad.

La policía informó que un hombre británico con una herida de puñal en el abdomen sigue hospitalizado. Otros cuatro recibieron atención médica y fueron dados de alta el jueves.

Aunque son comunes los ataques a puñaladas en Londres —otros dos asesinatos a cuchilladas ocurrieron esta misma semana— la magnitud y lo sorpresivo de este incidente estremeció a los londinenses. Hace pocos días las autoridades habían advertido a la ciudadanía que debe mantenerse alerta ante los recientes ataques en Europa inspirados por el grupo que se hace llamar Estado Islámico.

La estudiante Megan Sharrock, de 18 años, narró que vio por la ventana a alguien en el suelo, cubierto por una manta. "Había dos hileras de sangre vertiendo de esa persona y pensamos, pues sí, han matado a alguien", comentó la joven.

Añadió: "Es aterrador, en qué mundo vivimos que algo así puede ocurrir, a cualquier persona, simplemente caminando por la calle".