26 de junio de 2014 / 06:39 p.m.

Londres.- Amnistía Internacional (AI) difundió hoy un reporte especial sobre los cinco mitos falsos generalizados sobre la tortura en el marco del Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura.

La organización internacional expresó su rechazó total a cualquier acto de tortura, abuso y malos tratos, sea cual sea el motivo, ya que dichas acciones carecen de toda justificación, no importa quién sea o qué haya hecho la víctima.

Las investigaciones de Amnistía Internacional muestran que la tortura y otros malos tratos siguen siendo un problema en muchos países que sufren amenazas para la seguridad nacional, reales o percibidas, incluido el terrorismo, indicó la organización humanitaria.

Sin embargo, AI advirtió que "el enfoque sobre la tortura y otros malos tratos en lo que las autoridades estadunidenses denominaron la 'Guerra contra el terrorismo' a principios de siglo podría haber distorsionado la perspectiva general".

Lo que nuestras investigaciones muestran, agregó, es que la mayoría de las víctimas de la tortura y otros malos tratos en todo el mundo no son terroristas peligrosos, sino presuntos delincuentes pobres, marginados y desposeídos.

Los "enemigos" políticos, reales o supuestos, del gobierno que nunca han llevado una bomba ni ninguna otra arma, incluidos defensores y defensoras de derechos humanos, políticos de la oposición y periodistas, son víctimas frecuentes de la tortura, destacó.

AI indicó que los actos la tortura se han incrementado en todo el mundo por cinco mitos falsos generalizados, con los que en cierta manera se trata de justificar dicha actividad, los cuales son:

1.- La tortura se usa sobre todo contra presuntos terroristas y en la guerra. Falso, las investigaciones de AI muestran que la tortura y otros malos tratos son un problema en muchos países que sufren amenazas para la seguridad nacional, reales o percibidas, incluido el terrorismo.

2.- La tortura es la única forma de obtener información con rapidez. Falso, subrayó AI, los Estados cuentan con una enorme diversidad de formas de recabar información sobre delitos —tanto cometidos como planeados— sin perder su humanidad.

3.- Algunas formas de tortura no son tan malas. No. "No hay niveles de tortura. Su definición legal es un acto por el que se inflige intencionadamente dolor o sufrimiento severos, sean físicos o mentales, a una persona para castigarla o para obtener información".

4.-En ciertas circunstancias sirve a un bien superior. No, la tortura nunca es legal ni aceptable. Los países que actualmente no la penalizan en la ley están violando unas normas acordadas internacionalmente.

5.- Sólo un reducido grupo de los peores gobiernos usan la tortura. Lamentablemente no, indicó el reporte, en los últimos cinco años Amnistía Internacional ha denunciado torturas y otros malos tratos en 141 países de todas y cada una de las regiones del mundo.

"Los datos con los que cuenta y las investigaciones que hace Amnistía Internacional, junto con más de cinco decenios de documentación y campañas contra este abuso, revelan que ‘la tortura sigue floreciendo", concluyó el reporte.

FOTO: Especial

NOTIMEX