16 de febrero de 2013 / 11:11 p.m.

Ciudad de México • Las fracciones del PRI y PVEM en la Cámara de Diputados consideraron fundamental entender la importancia de una reforma energética integral que esté íntimamente ligada con la hacendaria y faculte al Estado de recursos para brindar a todos un piso mínimo de bienestar sostenible.

Los legisladores Manuel Añorve, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Arturo Escobar y Vega, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), precisaron que la reforma energética debe contemplar la esfera ambiental y sustentable.

Dijeron que Petróleos Mexicanos exige una modernización urgente y que prueba de ello es que se importan 21 mil millones de dólares en gasolina para el consumo nacional y para terminar con esta importación se requiere de una reforma energética con capital privado.

Escobar y Vega señaló que "Pemex cubre una tercera parte del total de nuestro presupuesto y es necesario dotarla de las herramientas adecuadas que le permitan incrementar su productividad, eficiencia y rentabilidad".

El coordinador de la fracción parlamentaria del PVEM en la Cámara de Diputados explicó que en el año 2004 se alcanzó el nivel máximo de producción de petróleo y representó el punto de inflexión que dio paso a una tendencia descendente.

En entrevista aseguró que diversos diagnósticos coinciden que desde aquellos años hasta hoy, la pérdida de producción ronda 800 mil barriles diarios de petróleo crudo y la disminución de reservas ha pasado de 53 mil millones a 12 mil barriles en los últimos 20 años.

El legislador pevemista aseguró que es urgente dar una nueva cara a nuestra industria petroquímica y a la explotación de gas.

Mencionó que debe aprovecharse el gas con el que México cuenta, el cual, durante el llamado venteo, literalmente se queman millones de pesos diarios que de aprovecharse disminuiría el impacto ambiental y la creciente importación de gasolinas.

"Derivado de todo esto, nuestra situación hacendaria se encuentra en una crisis. El núcleo del problema se encuentra en que por mucho tiempo hemos utilizado los ingresos del petróleo, que por sí mismos, no son ingresos seguros y recurrentes para financiar el gasto corriente que sí lo es", explicó.

Al sugerir que resulta fundamental generar una profunda reforma hacendaria, señaló que la bonanza petrolera ha impedido ver que el gasto corriente se sostiene con ingresos que en algún momento pudiéramos no tener, dadas las tendencias que se registran.

Por lo que resulta fundamental contar con los ingresos tributarios necesarios para disminuir la dependencia de la renta petrolera y brindar un piso mínimo de bienestar a los mexicanos con base en recursos sostenibles, insistió.

"Uno de los componentes de la reforma hacendaria debe ser terminar de inmediato con los subsidios a los combustibles, que únicamente benefician a los que más tienen y representan cerca de dos por ciento del Producto Interno Bruto", aseguró.

El PVEM construirá mayorías en torno a una reforma energética que incluya el desarrollo de fuentes limpias de energía, ahorro y eficiencia energética, mitigación del impacto ambiental que camine de la mano con la reforma hacendaria, dando así al país certidumbre energética y económica en un marco de respeto al medio ambiente, aseguró.

A su vez, el vicecoordinador del PRI, Manuel Añorve, expuso que ya se han visto las deficiencias que tiene Pemex y el poder inyectarle capital privado y recursos importantes a esta industria, se podrá reactivar para cumplir con la finalidad de bajar los costos y con ello apoyar la economía nacional.

"Que quede claro que permitir la inversión privada no significa privatización y no debemos caer en ese falso debate, pues lo que queremos es la modernización del sector energético del país, que incluye Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad", reiteró.

Con ello se podrán reducir las tarifas de energía eléctrica y al mismo tiempo los precios de las gasolinas, con el propósito de terminar con los llamados gasolinazos de cada mes, púntualizó el legislador priista.

NOTIMEX