3 de junio de 2013 / 08:36 p.m.

Ciudad de México• La relación México-China es un área de oportunidad para construir, pues está lejos de tener el nivel que debiera de tener, aseguró el canciller José Antonio Meade, pero confió en que la visita al país del presidente de la República Popular de China, Xi Jinping, ayude al relanzamiento de la relación bilateral.

A unas horas de que la delegación asiática llegue al territorio mexicano para la visita de estado que se tiene programada, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores dijo que los diálogos entre los mandatarios de ambos países se han reforzado y harán la relación cada vez más sólida.

“En el caso de China, la segunda economía más importante del mundo, es un área de oportunidad para construir. Es una relación que dista de guardar la importancia que debiera de tener y hay una intencionalidad clara de parte nuestra, que se expresó en la visita del presidente (Enrique Peña Nieto) a China y que ahora es correspondida por el presidente chino (Xi Jinping), con una gran posibilidad de que este diálogo entre los jefes de Estado se vaya traduciendo en que la relación poco a poco alcance el nivel que debiera de tener”, explicó en una entrevista difundida por la Presidencia de la República.

En la misma entrevista, el secretario federal celebró que se tengan objetivos claros de integración comercial e intercambio entre ambas naciones que logren formar bloques para hacer economías más sólidas.

El gobierno de México prepara ya el contexto para la visita del presidente de la República Popular de China, Xi Jinping.

La visita de Estado arranca mañana martes y terminará el próximo jueves con una visita de los mandatarios y las delegaciones a la zona arqueológica de Chichén Itzá, en Yucatán.

MIRIAM CASTILLO