MILENIO DIGITAL
28 de julio de 2017 / 12:59 p.m.

ESPECIAL.- El bebé británico afectado de una rara enfermedad genética, Charlie Gard, cuyo caso despertó controversia mundial, falleció hoy, informó la madre.

Gard falleció a una semana de cumplir su primer año de vida. "Nuestro maravilloso chico se ha ido, estamos tan orgullosos de ti, Charlie" dijo Connie Yates, la madre del bebé, después de que los médicos le retiraran la asistencia respiratoria que lo mantenía en vida.

El bebé fue desconectado de las máquinas que lo mantenían con vida en cuanto ingresó al hospital especializado en cuidados paliativos.

El caso del bebé británico suscitó una gran atención mediática y cobertura internacional porque sus padres iniciaron una batalla legal contra sus médicos, en el hospital londinense Great Ormond Street, quienes se mostraron a favor de desconectarlo para que no sufriera, pues consideraron su enfermedad irreversible.

La pareja logró el apoyo para su causa del presidente estadunidense, Donald Trump, y el papa Francisco. Querían probar una terapia experimental en Estados Unidos.

Sin embargo, el juez Nicholas Francis aprobó desconectar al bebé, así como seguir el plan de cuidado propuesto por el hospital después de que no se pudiera alcanzar un consenso con los padres, tras varios días de tensas audiencias que culminaron un juicio de varios meses.

Los padres recaudaron inicialmente 1.3 millones de libras (unos 1.5 millones de euros) para financiar el tratamiento en Estados Unidos, cantidad que han indicado que ahora podrían destinar a una fundación en memoria de su hijo.


pjt