REDACCIÓN
5 de marzo de 2015 / 02:29 a.m.

Porque saben que la rivalidad solo será durante los 90 minutos que dure el encuentro en el Monumental, las directivas de Tigres y River Plate tuvieron una noche de 'camadería' previo al partido dentro de la Copa Libertadores.

Alejandro Rodríguez, presidente del club felino, y Miguel Ángel Garza, delegado deportivo del equipo, recorrieron las instalaciones del museo del 'Millonario'. Posteriormente departieron en una cena con sus pares argentinos, quienes fueron encabezados por el mandamás franjeado, Rodolfo D'Onofrío.

En dicha recepción, los dirigentes dialogaron sobre la actualidad de cada institución, así como del presente futbolístico que viven ambos equipos.