reuters
6 de mayo de 2015 / 09:38 a.m.

París.- - El copiloto de Germanwings sospechoso de haber estrellado deliberadamente un avión en los Alpes en marzo había practicado la introducción de los fatales parámetros de descenso en el vuelo de ida, dijeron el miércoles investigadores.

La tragedia ocurrió el 24 de marzo cuando el avión, que viajaba desde Barcelona hacia Düsseldorf, se estrelló en una zona remota de los Alpes franceses causando la muerte de las 150 personas que iban a bordo.

Los cambios en las configuraciones del piloto automático, que imitaban las que estrellaron el avión en su viaje de vuelta a Düsselforf, apenas habrían sido notorias porque el avión ya estaba descendiendo, dijeron los investigadores.

"No puedo especular con lo que estaba pasando en su cabeza; todo lo que puedo decir es que él cambió ese botón al parámetro mínimo de 100 pies y que lo hizo varias veces", dijo Remi Jouty, director de la Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil (BEA, por su sigla en francés).

Poco después de que el avión alcanzó altura de crucero en el vuelo de regreso, el capitán le dijo al copiloto Andreas Lubitz de 27 años que iba a salir de la cabina y le pidió que se hiciera cargo de la radio.

Apenas 30 segundos luego de que se cerró la puerta, cuando se quedó solo en la cabina, Lubitz ingresó los comandos que había ensayado previamente y ordenó a la nave que descendiera 100 pies en piloto automático -lo suficientemente bajo para estrellarse en la montaña- y alteró otro dial para acelerarla.

Los hallazgos provienen de las revisiones de los registros de voz de la cabina y los datos de vuelo tomados de las dos cajas negras del avión.

La BEA, cuya investigación se realiza en paralelo a las pesquisas judiciales, emitirá un reporte final en cerca de un año que podría incluir recomendaciones sobre las puertas de las cabinas y el manejo de los registros médicos de los pilotos de la industria de las aerolíneas.