2 de mayo de 2013 / 08:40 p.m.

Ciudad de México • Los líderes de las bancadas en el Senado, pidieron que el gobierno de Guerrero actúe a fin de evitar más destrozos y desmanes por parte de los maestros de la CETEG en esa entidad.

El presidente del Senado, el panista Ernesto Cordero, aseguró que Guerrero está "muy cerca" de la ingobernabilidad "y yo invito y exhorto ya no al gobierno estatal que, por lo visto, no está muy dispuesto a hacerlo, pero al Gobierno Federal también, a que se involucre y ponga orden y haga respetar la ley".

"Me parece que las autoridades estatales o federales tendrían que actuar ya porque se están transgrediendo los derechos pues de muchos guerrerenses y de las familias en México, donde no es posible que un grupo de violentos tengan control de las situaciones", señaló.

Al respecto, el priista Emilio Gamboa, indicó que el gobierno estatal tiene que darle garantías a la ciudadanía y aplicar la ley cuando hay actos violentos. "No pueden dejar que siga creciendo esto".

Expresó que el gobernador Ángel Aguirre tiene que hacer un mayor esfuerzo para el diálogo.

"Me da la impresión que debemos privilegiar el diálogo, sentar a los manifestantes en una mesa de trabajo; decirles que no se vale que lastimen a otros guerrerenses, ni a su patrimonio".

Finalmente, el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, comentó que se deben deslindar responsabilidades de los hechos de violencia por parte de los maestros, pero dijo que la izquierda no llamará al uso de la fuerza.

"Sin duda que los responsables… que sus responsabilidades se determinen de los que participaron ayer, que se investigue, que haya órdenes de aprehensión, que se ejecuten las órdenes de aprehensión, pero, insisto, bajo los procedimientos legales. No será la izquierda quien llame al uso de la fuerza".

Agregó que "tiene que haber un diálogo que sea permanente, no hacer un llamado y esperar a que ocurra el hecho siguiente, es lo que estoy diciendo".

OMAR BRITO Y ANGÉLICA MERCADO