MILENIO DIGITAL
30 de abril de 2017 / 05:08 p.m.

ESPECIAL.- Si Corea del Norte realiza un nuevo ensayo nuclear "no estaré feliz", dijo Trump durante una entrevista con John Dickerson, en el programa "Face the Nation" a propósito de sus 100 días de mandato.

El presidente estadunidense estimó que su par de China, Xi Jinping está "poniendo presión" sobre Corea del Norte, en momentos que sube la tensión por los programas nucleares y balísticos de Pyongyang.

"Y puedo decir esto: creo que el presidente de China, quien es un hombre muy respetado, tampoco estará feliz", añadió.

Al ser consultado si "no estar feliz" podría implicar una "acción militar", el mandatario respondió: "No lo sé, es decir, veremos".
Trump también se refirió al líder norcoreano, Kim Jong-un, como una galletita muy inteligente.

Washington aspira a que Pekín, el principal socio comercial de Corea del Norte, ejerza presión sobre este país comunista y lo haga retornar a las mesas de negociación para frenar su programa nuclear. Pero China rechaza emplear una influencia económica que pueda desestabilizar a su aliado norcoreano.

Trump también dijo estar contento con ser presidente ya que aseguró "es algo que me encanta y creo que he hecho un trabajo muy bueno".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habló de sus primeros cien días de gobierno, en entrevista con John Dickerson, en el programa "Face the Nation", de la cadena CBS.

Temprano en su cuenta de Twitter, el mandatario estadunidense criticó el llamado Obamacare, impulsado por su antecesor, Barack Obama, del que reiteró que "está muerto" y que por ello no se puede comparar con su plan de salud que "está en camino".

"No se puede comparar nada el Obamacare porque el Obamacare está muerto. Los demócratas quieren miles de millones para ir a las compañías de seguros y rescatar donantes.

"Un nuevo plan de salud está en camino. Tendrá primas mucho más bajas y deducibles, mientras que al mismo tiempo cuidará las condiciones pre-existentes!", escribió.

En sus tuits, Trump criticó a los demócratas, de quienes dijo que "sin un líder, se han convertido en el partido de la obstrucción. Sólo están interesados en sí mismos y no en lo que es mejor para Estados Unidos".