NOTIMEX
4 de septiembre de 2017 / 08:02 p.m.

SEÚL.- Corea del Sur simuló un ataque contra la vecina Norcorea con misiles reales, un día después de que el régimen norcoreano probó con éxito una bomba de hidrógeno avanzada, considerada la prueba nuclear más potente que ha realizado hasta ahora.

El objetivo del simulacro de ataque fue la nororiental localidad norcoreana de Punggye-ri, el sitio donde Corea del Norte ha efectuado sus ensayos nucleares, y fueron utilizados misiles balísticos terrestre "Hyunmoo" y aviones de combate F-15.

“El objetivo fue fijado teniendo en cuenta la distancia al sitio de la prueba de Corea del Norte y el ejercicio fue dirigido a practicar golpes de precisión y corte de refuerzos”, subrayó el portavoz del Ejército surcoreano, coronel Roh Jae-cheon.

El entrenamiento demuestra la determinación de los militares surcoreanos de destruir no sólo el origen de la provocación, "sino también el liderazgo del enemigo y las fuerzas de apoyo si amenazan la seguridad de nuestro pueblo", subrayó Roh.

En un informe parlamentario, el Ministerio de Defensa confirmó el simulacro e informó que Corea del Sur y Estados Unidos intentarán desplegar un portaviones nuclear, un bombardero estratégico y otros activos potentes en la península coreana, en respuesta a la nueva prueba nuclear norcoreana.

De acuerdo con el reporte oficial, el Ejército además llevará a cabo en los días próximos un ejercicio militar con fuego real, que involucra el uso de un misil guiado aire-tierra “Taurus”, que será lanzado desde un caza F-15K.

Los misiles, que poseen un alcance de 500 kilómetros, pueden atacar con precisión las principales instalaciones norcoreanas, según un reporte de la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap.

Las medidas se conocen un día después de que Corea del Norte aseguró que probó con “éxito perfecto” una bomba de hidrógeno avanzada, que podría ser instalada en un misil balístico intercontinental (ICBM) y es cinco o seis veces más potente que su anterior prueba.

El ensayo fue realizado el domingo poco después del mediodía (tiempo de Pyongyang) cerca de Punggye-ri, nororiente de Corea del Norte, y causó dos temblores artificiales de una magnitud de hasta 6.3 grados en la escala de Richter.

En un informe, el Ministerio de Defensa surcoreano reveló que ha detectado continuamente señales de la vecina del Norte de preparativos para realizar otros lanzamientos de misiles balísticos.


pjt