8 de agosto de 2013 / 01:55 p.m.

Ante la presión de los senadores afines a Ernesto Cordero, el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, cedió para impulsar una reforma política integral hasta el periodo ordinario y no solo una electoral durante el extraordinario, como se había acordado dentro del Pacto por México.

Madero se reunió ayer con más de 30 senadores de su partido y se acordaron los temas que impulsarán en caso de que se logre un periodo extraordinario; en la reunión los legisladores afirmaron que hubo “buen ánimo”.

No obstante, horas antes, los corderistas enviaron una carta a su dirigente en la que expresaron su desacuerdo con ir solo por una reforma electoral.

"“Presidente: una reforma electoral no es suficiente. Aceptar mínimos y posponer los máximos es una rendición histórica y moral. Nuestro deber no es salvaguardar las reglas con las que funciona el régimen actual. Mucho menos cuidar los intereses de la Presidencia en turno. Para eso, el Presidente tiene a su propio partido.

""Nosotros debemos representar la causa ciudadana que anhela romper los monopolios de la política. Nuestra tarea es diseñar una relación más funcional entre los poderes, alentar la democratización de las entidades federativas, fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas frente a los ciudadanos. Nuestro deber es crear los incentivos para que la política dé resultados a la gente. Es precisamente por ello que el PAN debe empeñarse en una reforma política auténtica y no aceptar cambios cosméticos únicamente para salir al paso"", señala la misiva que fue firmada por 40 senadores y diputados del PAN.

En esta carta también expresaron que tienen ""el mejor instrumento para lograrlo: nuestra potencia parlamentaria, nuestros votos frente a las prioridades legislativas del gobierno. Es el poder que los ciudadanos nos confiaron. Es hora de usarlo, con responsabilidad, para materializar lo que sirve a México"".

La carta fue enviada por la mañana, y por la tarde Madero acudió al Senado, donde no emitió declaración alguna, y adonde tampoco pudo asistir Cordero por problemas de salud de su padre. Luego del encuentro, el coordinador, Jorge Luis Preciado, aseguró que la reforma político-electoral es una prioridad para su partido, y que será en un periodo ordinario cuando la discutan.

Los temas, explicó, que también se impulsarán desde su bancada en caso de que se acuerde el extraordinario serán transparencia, reformas al IFAI, la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción, nombramientos del Ifetel y Cofeco.

""La reforma político-electoral no nos alcanza para un extraordinario, pues que estamos hablando de cosas no menores. Son muchos temas que tenemos que discutir"", comentó.

— OMAR BRITO, ANGÉLICA MERCADO E IVÁN VILLAVICENCIO