RUBÉN MOSSO
22 de agosto de 2013 / 01:18 p.m.

México • La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sentó un precedente en temas de conflictos familiares, pues determinó que no es ilegal que un pariente denuncie a otro a través de anuncios espectaculares.

 

Con su fallo puso fin a un litigio de más de 10 años que emprendió Alfredo Tinajero Fontán, ex presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, quien demandó a su mamá porque mandó colocar espectaculares en el Distrito Federal con el mensaje: “¿Por qué me encarcelaste a mis 83 años?... Tú mamá... ¿Qué sigue?”

 

La mamá del empresario acusó al hijo de fraude y una vez que estuvo recluida difundió una foto donde se le observa tras las rejas, reprochando la actitud de su vástago.

 

El conflicto surgió porque el empresario quería administrar los bienes de la cadena Fontán; sin embargo, ella terminó en la cárcel durante los primeros años del presente siglo, asunto que dividió a la familia.

 

Tras la colocación de los espectaculares, el empresario promovió un juicio civil por daño moral contra su madre, asunto que tocó resolver a la Segunda Sala del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF).

 

La empresa que colocó el anuncio espectacular también fue demandada; inconforme con la resolución, Alfredo Tinajero interpuso un amparo.

 

No obstante, por unanimidad, la Primera Sala resolvió, con base en un proyecto de sentencia del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, que no es ilícito que un familiar, como en el caso la madre, haya publicado anuncios espectaculares haciendo alusión a que su hijo la encarceló.

 

Ello en virtud de que “debe prevalecer el derecho a la información de la mamá sobre el derecho al honor del hijo”.

 

Los ministros concedieron el amparo a la señora para el efecto de que la Sala Civil deje sin efecto la sentencia dictada en su contra.