AP
26 de enero de 2016 / 07:41 a.m.

Costa Rica.- La Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica informó el lunes que prepara los detalles para el segundo vuelo de migrantes cubanos a El Salvador el próximo 4 de febrero, en el que viajarán 80 familias, que suman 184 personas, que buscan llegar a Estados Unidos.

Según las autoridades migratorias, la lista de los siguientes viajeros ya está definida y se ha procedido a establecer contacto con ellos para que inicien los trámites, que incluyen la presentación de pasaportes, fotografías y el pago de 10 dólares para la visa de ingreso a Guatemala.

"Estas familias, además de presentar los requisitos indicados, debieron considerar los costos del viaje, ya que con la confirmación de que pueden pagarlo, se cierra el vuelo del 04 de febrero y de inmediato se empieza a preparar el siguiente", indicó la directora de Migración, Kathya Rodríguez.

El costo del viaje para personas mayores de 13 años es de 555 dólares, lo que incluye el paquete de viaje más la visa de El Salvador (60 dólares) y la visa guatemalteca (10 dólares).

En el caso de los niños entre 2 y 12 años, el costo del traslado se fijó en 350 dólares, mientras que para los menores de 2 años es de 150 dólares.

El vuelo quedará cerrado una vez que las 184 personas paguen los montos correspondientes y se les confirme la aprobación de las visas requeridas.

El gobierno de Costa Rica estima que cerca de 6.000 de los 7.802 cubanos visados con permiso extraordinario de tránsito desde noviembre, han sido atendidos en albergues en diferentes puntos del país.

Estos migrantes se quedaron en Costa Rica luego de que el 14 de noviembre, el gobierno de Nicaragua decidiera cerrar sus fronteras, impidiendo el paso de quienes buscaban recorrer Centroamérica y México, en busca de la frontera estadounidense, donde serían beneficados con la Ley de Ajuste Cubano, que permite que los cubanos que llegan a la frontera estadounidense o un aeropuerto reciban automáticamente permiso para permanecer en el país, según una ley 1966, y pueden solicitar la residencia permanente un año después de llegar.

El primer vuelo de 180 cubanos se realizó el 12 de enero desde suelo costarricense, y luego desde El Salvador fueron transportados por tierra hacia la frontera entre México y Guatemala, con el propósito que continuaran viaje por su cuenta desde territorio mexicano hasta la frontera con Estados Unidos.