26 de agosto de 2013 / 10:11 p.m.

Ciudad de México • La Cámara de Diputados sufrió daños materiales y pérdidas económicas por 4.5 millones de pesos como consecuencia de la irrupción de maestros de la CNTE y el posterior bloqueo al Palacio de San Lázaro.

Tan solo la renta del recinto alterno, equipos y servicios de alimentación en el Centro Banamex los días 21 y 22 de agosto tuvo un costo de 1.9 millones de pesos, además de los 222 mil facturados por el hotel Camino Real Aeropuerto y los 190 mil del hotel Riazor, donde el pasado miércoles se concentraron los diputados del PAN y del PRI, respectivamente.

"Más importante que los daños materiales es de destacar que 131 personas (incluyendo a los 93 miembros del personal de la Dirección General de Resguardo y Seguridad) permanecieron al interior del Palacio Legislativo, impedidas de salir del recinto ante el riesgo de ser agredidas por los integrantes de la CNTE".

"Otros 28 miembros de la Policía Federal recibieron lesiones de diversa gravedad: uno de ellos sufrió la amputación del dedo índice de la mano derecha y otro permanece hasta este momento hospitalizado como consecuencia de un traumatismo cráneo encefálico", puntualiza el reporte.

Así, en un balance preliminar de los daños materiales sufridos en sus instalaciones tras la irrupción de integrantes de la CNTE la noche del 19 de agosto y el perjuicio económico por el cambio de sede ante el bloqueo registrado a partir del 21 del mismo mes, los montos son cercanos a los 4 millones 500 mil pesos.

Los peritajes determinaron que durante la invasión de maestros disidentes fueron robados una cámara de circuito cerrado de televisión y seis equipos de extintores.Entre los bienes deteriorados se contabilizaron 24 vehículos automotores: 19 en el estacionamiento dos (a uno de ellos intentaron prenderle fuego); tres, en el estacionamiento uno, y dos más en la rampa del acceso vehicular numero 5 (uno de ellos incendiado, por lo que registra pérdida total).

Tres de los vehículos dañados son propiedad de la Cámara de Diputados y los demás son de trabajadores, precisa el informe.

De igual forma sufrieron daños dos cámaras de circuito cerrado de televisión; tres equipos biométricos; 20 rejas de popotillo, y una reja ubicada en el lado oriente fue derribada.

Adicionalmente fueron cortadas cuatro mangueras contra incendio de 30 metros y resultaron rotos los cristales y micas de policarbonato de las casetas de vigilancia de los estacionamientos 1, 2, Puerta 5 y la Aduana del estacionamiento 2, con desprendimiento de cables que brindan diferentes servicios.

Además, "a fin de estar en posibilidad de cumplir con sus labores, la Cámara de Diputados incurrió en una serie de gastos derivados de llevar a cabo el periodo extraordinario de sesiones en una sede alterna. El costo aproximado de esta situación es cercano a los tres millones de pesos".

Por los actos ocurridos, la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Diputados presentó una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República.

FERNANDO DAMIÁN Y FANNY MIRANDA