17 de agosto de 2013 / 04:45 p.m.

México • La Secretaría de Educación Pública planea crear una Universidad de la Tercera Edad, por lo que solicitó 8 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para realizar los estudios de factibilidad.

"Siguen siendo proyectos y estamos analizando dónde serían más convenientes, cuándo y cómo (…) No son terapias ocupacionales, son universidades, verdaderas universidades, como las que existen en varios países", dijo el subsecretario de Educación Superior, Fernando Serrano Migallón.

De acuerdo con documentos en poder de MILENIO, la pertinencia de crear una universidad de ese tipo se analiza entre Chihuahua, Morelos, Veracruz, Distrito Federal, Nuevo León y Baja California Sur, ya que se trata de los estados con mayor índice poblacional de adultos mayores según el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Para ello, la subsecretaría requiere cuatro tipos de estudio de preinversión, que son de oferta y demanda, de infraestructura, de análisis financiero y de ubicación geográfica, por lo que solicitó 2 millones de pesos para cada uno.

"Se considera necesario realizar una investigación de preinversión para determinar cuál de estos estados es el ideal para la creación de una Universidad de la Tercera Edad que cubra de manera eficiente y oportuna las necesidades y requerimientos de esa población.

Posteriormente se hará un análisis para determinar la oferta educativa más adecuada para atender a la población objetivo de la Universidad de la Tercera Edad", se precisa en la ficha técnica presentada a la Unidad de Inversiones de Hacienda.

En México existen 10.1 millones de adultos mayores, 9 por ciento de la población total, pero según proyecciones del Conapo, en 2030 habrá más personas de la tercera edad que menores de 15 años.

En ese sentido, la SEP sostiene en los documentos entregados que la creación de universidades de la tercera edad aumentará los servicios que el gobierno federal ofrezca para ese sector, contribuyendo a mejorar su calidad de vida.

Y es que aunque el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) atiende sus necesidades a través de la capacitación para el trabajo, centros culturales, albergues y residencias diurnas, no cuenta con los servicios educativos que permitan a este grupo tener acceso a instituciones de educación superior para cursar o terminar una carrera profesional.

Además, pese a que en la delegación Benito Juárez existen dos universidades de este tipo, basan su oferta en terapias ocupacionales.

Por ello, la SEP busca crear una universidad en atención al objetivo 3.2 del Plan Nacional de Desarrollo, que busca garantizar la inclusión y la equidad en el Sistema Educativo.

“Se orienta a ampliar las oportunidades de acceso a la educación en todas las regiones y sectores de la población, a través de impulsar el desarrollo de los servicios educativos destinados a la población en riesgo de exclusión y de fortalecer los servicios que presta el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos”, indica.

Según información recabada por el Inapam, entre 2002 y 2007 el Instituto Nacional para la Educación de Adultos (INEA) incrementó su cobertura 53 por ciento y el número de adultos mayores que concluyeron algún nivel de la educación básica creció 59 por ciento.

No obstante, los retos en la atención educativa requiere de un mayor esfuerzo institucional y de aumentar la cobertura a la par de la tasa de crecimiento poblacional.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México, Enadis 2010, Resultados sobre personas adultas mayores, solo uno de cada 200 adultos mayores de 60 años se dedica a estudiar.

De los 10.1 millones de ancianos en México, 24.6 por ciento es analfabeta, 27.2 no tiene escolaridad y 59.6 tienen nivel de escolaridad de secundaria o menos.

REPORTAJE POR FANNY MIRANDA