AP
2 de marzo de 2017 / 03:48 p.m.

WASHINGTON.- Un número creciente de republicanos se sumó el jueves a los demócratas para reclamarle al secretario de Justicia, Jeff Sessions, que se aparte de una investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016. Pero el presidente Donald Trump, le expresó su respaldo diciendo que tiene "total" confianza en él.

La revelación de que habló en dos ocasiones con el enviado de Moscú Serguei Kislyak, durante la campaña, parecen contradecir las declaraciones que hizo Sessions bajo juramento en sus audiencias de confirmación en el Senado.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acusó a Sessions de "mentir bajo juramento", y junto con su contraparte en el Senado, Chuck Schumer, pidió su dimisión. Schumer dijo que el Departamento de Justicia debe designar un fiscal especial para investigar la intromisión del Kremlin en la elección.

"No tiene nada de malo reunirse con el embajador ruso. Si no tiene nada de malo, ¿por qué no dice la verdad?", dijo Schumer a la prensa. "Fue algo sumamente engañoso, por decir lo menos".
"He dicho que cuando sea apropiado, yo mismo me recusaré" de la investigación, dijo Sessions el jueves a la televisora MSNBC.

Trump, a la pregunta de si Session debería recusarse, dijo el jueves: "Pienso que no". Trump respondió a la pregunta en Newport News, Virginia, donde hablaba a bordo de un nuevo portaviones.

Sessions, un partidario de Trump desde el principio de la campaña y asesor de políticas del candidato republicano, no reveló haber tenido dichas comunicaciones en su audiencia de confirmación para el puesto el pasado enero, cuando se le preguntó si "alguien afiliado" a la campaña sostuvo contacto con los rusos.